Geopolitica

20 de julio de 1810: De lo anecdótico a la ruptura con un modelo de gobierno, y gestación de convulsa dinámica política

   Aquí se gestó la revuelyta del 20 de julio de 1810 en Santafé de Bogotá. Casa del Florero

 

Al cumplirse 212 años del grito de independencia suscitado en la fría Santafé, con ocasión de la visita del comisionado regio Antonio Villavicencio, Colombia celebra la fecha patria, en medio de la turbulencia política y las prevenciones válidas en torno a lo que podría ser un desastre económico y organizacional, durante el cuatrienio venidero de Gustavo Petro.

     Infortunadamente la polarización que el pintoresco personaje izquierdista ha despertado entre los colombianos, ni es nueva ni será la última en la accidentada y convulsa dinámica política del país desde antes de su nacimiento como república.

     De lo anecdótico del premeditado cálculo para solicitar al “chapetón” González Llorente el préstamo de un florero para adornar una mesa de recepción protocolaria al delegado de la corona española que venía a apaciguar ánimos disidentes y buscar más impuestos para financiar la guerra en la península contra Napoleón Bonaparte, al evidente complot que habían instaurado en la sombra varios criollos e intelectuales de la época, hay un trecho que no se ha analizado con profundidad en la etiología de nuestras permanentes y sucesivas violencias.

     Se conspiraba en tertulias caseras al calor de las onces o de la merienda en frías noches bogotanas o tunjanas, en salas elegantes del centro de Cali o en las haciendas azucareras, en las casas solariegas la ciudad amurallada en Cartagena de Indias, o en las residencias de los más pudientes en Cúcuta.

... seguir leyendo

Declaración ante el Consejo de Guerra Verbal del coronel Diógenes Gil, responsable del intento de golpe de Estado en julio de 1944

  El 10 de julio de 1944, la ciudad de Pasto ubicada al surocidente de Colombia, fue escenario de una irrupción irrgeular de la institucionalidad, cuando con ocasión de la realización de unas maniobras militares para verificar el grado de alistamiento del Ejército Nacional para garantizar nuestra soberanía y defensa terrestre, un grupo de oficiales de las guarniciones de esa región se levantaron e intentaron un conato de goipe de Estado, sin ninguna planeación ni objetivos claros.

     Once días después el coronel Diógenes Gil, comandante de la Séptima Brigada, unidad encargada de realizar el ejercicio táctico, estaba sentado ante un consejo de guerra realizado en las instalaciones de la Brigada de Institutos Militares en el Cantón Norte de Bogotá.

      El desorden y lo aventurado del intento de golpe de Estado contra el presidente Alfonso López Pumarejo, es un importante suceso de la vida politica y de la historia militar colombianaa, que no ha sido decantado en su dimension y que por su naturaleza, debería ser analizado en las aulas militares y los cursos de asimilación en temas de defensa nacional que realizan profesionales civiles de diversas especialidades.

      Las respuestas del coronel Gil ante el funcioanrio de instrucción del Consejo de Guerra Verbal adelantado en su contra, articulan una pieza de gran valor histórico y académico que debe ser estudiado con profundidad analítica.

   Esta es la transcripción de la declaración del coronel Gil Mojica:

... seguir leyendo

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©