Geopolitica

Declaración ante el Consejo de Guerra Verbal del coronel Diógenes Gil, responsable del intento de golpe de Estado en julio de 1944

  El 10 de julio de 1944, la ciudad de Pasto ubicada al surocidente de Colombia, fue escenario de una irrupción irrgeular de la institucionalidad, cuando con ocasión de la realización de unas maniobras militares para verificar el grado de alistamiento del Ejército Nacional para garantizar nuestra soberanía y defensa terrestre, un grupo de oficiales de las guarniciones de esa región se levantaron e intentaron un conato de goipe de Estado, sin ninguna planeación ni objetivos claros.

     Once días después el coronel Diógenes Gil, comandante de la Séptima Brigada, unidad encargada de realizar el ejercicio táctico, estaba sentado ante un consejo de guerra realizado en las instalaciones de la Brigada de Institutos Militares en el Cantón Norte de Bogotá.

      El desorden y lo aventurado del intento de golpe de Estado contra el presidente Alfonso López Pumarejo, es un importante suceso de la vida politica y de la historia militar colombianaa, que no ha sido decantado en su dimension y que por su naturaleza, debería ser analizado en las aulas militares y los cursos de asimilación en temas de defensa nacional que realizan profesionales civiles de diversas especialidades.

      Las respuestas del coronel Gil ante el funcioanrio de instrucción del Consejo de Guerra Verbal adelantado en su contra, articulan una pieza de gran valor histórico y académico que debe ser estudiado con profundidad analítica.

   Esta es la transcripción de la declaración del coronel Gil Mojica:

... seguir leyendo

Afganos ¿de paso en Colombia hacia Estados Unidos?: Seguridad Nacional, ante todo

C

      Colombia no ha  digerido la gruesa noticia expresada por el presidente Duque, al anunciar que en breve el territorio colombiano será escenario de la llegada de 4.000 afganos, como sitio de concentración previo, a la llegada de estas personas a Estados Unidos. Para el efecto Duque adujo sentido humanitario, disposición de dos ciudades listas a recibirlos, y agregó que además de ser una concentración transitoria, la Casa Blanca sufragará todos los gastos que la masiva actividad humanitaria demanda.

       A simple vista la información suena como un necesarísimo gesto de solidaridad humanitaria, y en la medida que se decanta la audaz noticia, quedan mil preguntas y ninguna respuesta ante este tema tan sensible para la seguridad nacional.

       Las dudas comienzan por la presencia de más de 40 años que han tenido los terroristas dentro de las regiones afganas, la eventual multiplicación del coronavirus, la obvia realidad de que entre estos inmigrantes llegarán delincuentes dedicados al narcotráfico, el tráfico de armas y el contrabando, conductas que infortundamente son normales en la vida afgana.

      Y como lo han hecho los yihadistas con otras inmigraciones masivas por desplazamientos hacia países occidentales, entre ellos se han infiltrado células terroristas, que luego financiadas por algunos jeques de Arabia Saudita y los reinos del Golfo, construyen mezquitas, envían imames radicalizados y se convierten en plataformas de adoctrinamiento del islam extremo y de terroristas que han cometido muchos crímenes contra quienes los asilaron.

       De remate, se deberá encarar la mentalidad medieval islámica y de guerras tribales, perpetuada en todas las comunidades afganas, propia de radicales y no radicales, con aberrantes prácticas culturales como el desconocimiento de la mujer como ser humano, la ablación de las niñas, el credo arraigado que se les debe respetar a rajatabla su credo musulmán, sin que ellos se obliguen a respetar al cristianismo, etc.

... seguir leyendo

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©