Un ejemplo del sacrificio de los soldados colombianos

Publicado: 2021-03-19   Clicks: 243

      Ascenso de un suboficial en el campo de combate

      Las redes sociales reprodujeron en forma viral, un video en el que en medio de la zona de combate, al lado de un helicóptero que con las aspas rotando espera en tierra para levantar vuelo; un oficial impone las insignias para el merecido ascenso a un suboficial.

     Quizás eso sea intrascendente, para quien desconoce las interioridades de sacrificios, desvelos, laboriosidad e ingentes esfuerzos que realiza un suboficial para alcanzar el grado de sargento segundo. Pero, para quien ha pertenecido a las Fuerzas Militares, este momento en la carrera militar es algo muy importante. Es un premio de la patria a las virtudes y el abnegado servicio a Colombia.

      Razón por la cual, los ascensos militares se realizan en las sedes de los batallones, en ceremonias especiales, con bandera de guerra, lectura pública de la disposición que confiere el ascenso, imposición de insignias, saludos protocolarios, felicitación por la orden del día, un brindis en el casino y la compañía de los seres queridos, que las más de las veces es fugaz, porque en muchos casos el agraciado, debe regresar a las zonas de combate.

     Sin embargo, la compleja guerra contra el narcoterrorismo comunista en Colombia, está colmada episodios, que a pesar de existir todas esas normas, las situaciones operacionales y la permanente lucha para defender a los demás compatriotas, hay sucesos que resaltan el heroísmo de nuestros soldados, debido a que sobreponen el cumplimiento de la misió a cualquier consideración personal.

     En el citado vídeo se observa la inusual forma, como el teniente coronel Thomas Morales, comandante del batallón de infantería No. 19 Joaquín París, impone las jinetas de ascenso al sargento segundo Oscar Marino Bonilla, en medio de las operaciones de combate contra las Farc en la zona rural del departamento del Guaviare.

     Un saludo de manos, unas ininteligles palabras opacadas por el ruido de las aspas de la aeronave; sin bandera de guerra, sin ceremonia militar, sin saludo formal, sin poder celebrar con la familia. Nada de eso. Pero eso tampoco es extraño, porque lo común es que producto del ejercicio profesional en defensa del país, los militares nos acostumbramos a no ver nacer a nuestros hijos ni a ver morir a nuestros padres.

     Cuando pasen los años, el sargento segundo Oscar Marino Bonilla mostrará orgulloso el video a sus familiares y amigos. No obstante, muy pocos, con excepción de los militares de carrera, entenderán la dimensión de este momento trascendental en la agitada vida de un profesional de las armas, de un soldado colombiano y de uno de los miles de inéditos héroes de la patria.

     Tan pronto levanta vuelo el helicóptero pasa a segundo plano la emoción de haber sido ascendido en condiciones tan suigéneris. Por un lado, es el orgullo de recibir jinetas en el campo de combate, pero por otro, la guerra contra las Frac continúa, el siempre riesgoso e impredecible patrullaje sigue. Las jinetas del merecido ascenso quedan dentro del morral de campaña. Sus subalternos le dirán "¿que ordena?, como ordene y cumplida su orden, mi sargento.

     Su responsabilidad será mayor, pues ahora será reemplazante de pelotón o en muchos casos comandante de 40 hombres en desarrollo de operaciones reales, contra criminales capaces de atacar en la espesura de la selva. La lucha se torna persistente. El escenario es apto para valientes con alma de patriotas.

      No es algo que pueda hacer cualquier persona. Se requieren alma de acero, fortaleza de vencedores, coraje de león y humildad de servidor.

      Así es el sacrificio de nuestros soldados.

      El cumplimiento del deber por encima de todo.

      Por eso duele en el alma cuando cualquier perico de los palotes, que ni siquiera tuvo el honor de ser soldado, despotrica de nuestro Ejército…

      La militar es una profesión de fe.

 

     Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

      www.luisvillamarin.com

      Autor de 38 libros de geopolítica, estrategia y defensa nacional

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©