Por sus antecedentes delictivos inolvidables para él, Petro irrespeta deliberadamente a las Fuerzas Militares y de Policía

Publicado: 2022-08-17   Clicks: 2956

     

     Petro irrespeta a las Fuerzas Militares

         Además de la evidente vulneración de la tradicional disciplina militar con la irregular escogencia de la nueva cúpula militar y policial, en contraste con la inobjetable lealtad de soldados y policías a la Constitución Nacional, demostrada en el acompañamiento que la Fuerza Pública dio a la posesión presidencial de Gustavo Petro, mediante una salida en falso propia de su personalidad, el mandatario irrespetó el honor y la dignidad de las topas, al cancelar a última hora su obligatoria e impostergable asistencia, a la ceremonia de reconocimiento a los nuevos comandantes. ¿Hecho premeditado, y calculado?

      Para entender mejor la conducta marcadamente proclive a deslegitimar las instituciones colombianas, encaminada a imponer sus credos marxistas-leninistas, es perentorio partir de la base que Gustavo Petro conserva en su ADN, y su ego que por demás es superlativo, un odio insepulto contra las Fuerzas Militares y de Policía, a las que quisiera ver minimizadas y sometidas a su arbitrario criterio de la democracia.

      Asimismo es insoslayable su nunca ocultado odio contra la empresa privada, la propiedad privada y la tenencia de las tierras fértiles. Y como si fuera poco, mientras Petro exterioriza de dientes para afuera, ser un paladín de la democracia y un defensor de la independencia de los tres poderes que caracterizan la república, en esencia, detesta dicha forma de gobierno, puesto que sueña con ser un dictadorzuelo con poderes infinitos en todos los aspectos de la vida nacional.

     Así, en medio de su estulticia ―-auspiciada por cientos de corruptos aúlicos―, Petro cree y está convencido, de que él es una especie de Mesías comunista, que llegó a salvar a Colombia del odiado capitalismo y de las Fuerzas Militares.

      El poco claro anuncio de una cúpula militar y policial para la paz, contrasta con la misión constitucional de las Fuerzas, pues da a entender que antes de su llegada al poder, militares y policías serían quienes atizaban la guerra, algo que de manera siniestra y torva, inventó en su cuestionable informe el izquierdista Francisco de Roux.

      Es evidente que como fiel copia de las baladronadas de Juan Manuel Santos que también hablo de cúpulas para la paz, Petro también quiere para sí, un Premio Nobel de Paz, y para el efecto puso a Leyva Durán a vivir sabroso de los impuestos de los colombianos, viajando por el mundo en búsqueda de aclimatar ese galardón para el ahora mandatario, desmovilizado del M-19.

      En consecuencia, vulnerar la lista de antigüedad tan rigurosa y tan respetada por los militares y policías del mundo, al nombrar en altos cargos, a su capricho a amigos de quien se reunió en la sombra con el lenguaraz ministro Iván Velásquez, tiende mantos de duda y siembra semillas de discordia, intrigas y ruptura de la solidez institucional, que en circunstancias normales, deriva como un fortín, para la seguridad y la tranquilidad de los colombianos, la sólida y largamente estructurada, disciplina de los soldados y los policías.

      Desconocer olímpicamente la carrera y las capacidades de más de 50 generales y almirantes, llamados a calificar servicios por capricho de Petro, lesiona a las instituciones armadas, porque de un solo tajo las priva de personas altamente calificadas, genera incertidumbres entre los oficiales subalternos, inserta dudas entre soldados y suboficiales acerca de la idoneidad de sus superiores jerárquicos, y vende la siniestra idea a la opinión pública, que las instituciones supuestamente estaban tan descompuestas, que se necesitaba la llegada de un Mesías del cambio político nacional, para enmendar un sendero, que requería esos ajustes.

      De remate lo hizo el mismo día que anunció diálogos con el Eln.

      Por extensión sirve para legitimar el programa de gobierno elaborado por el cura de Roux en su espurio informe de la verdad, muy coincidente por cierto, con el contenido de las propuestas de los doce puntos que pedía la Coordinadora Guerrillera en 1992, para que el Eln y las Farc se acogieran a las ofertas de paz del laxo gobierno de César Gaviria Trujillo.

      Pero como si esas perlas de mala fe y malintencionado proceder contra las instituciones que en contraste le garantizarán su seguridad y la de su desde ya cuestionado gobierno, Petro llegó al extremo de violar los reglamentos de protocolo y ceremonial militar, los cuales en su condición de “comandante supremo de las Fuerzas” es el primer colombiano obligado a cumplirlos.

      Premeditamente y con disculpas propias de su mentalidad que no olvida conductas inadecuadas para un gobernante, y en ocasiones saca a relucir el terrorista de la década de 1980, antes de que la buena fortuna lo sacara de la cárcel para meterlo en la política legal, hoy 16 de agosto Petro se burló descarada y deliberadamente de las tropas, que desde tempranas horas lo esperaban en la Escuela Militar de Cadetes, para darle el reconocimiento como mandatario y para que presidiera la ceremonia militar de reconocimiento de las unidades militares, a los comandantes entrantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

      Solo un gañán, una persona carente de normas de urbanidad y desde luego alguien con mentalidad bandoleril, puede cometer semejante patanada ante la majestad de las Fuerzas Militares y ante el país que erróneamente lo eligió para un cargo que en su caso es absolutamente inmerecido. Por capacidades como estadista, por lo que fue su paso por la alcaldía de Bogotá, y por su pobre paso por el congreso de la república. Pero 12 millones de ignorantes engatusados, cayeron en las redes de su populismo, y de paso nos causaron un enorme mal al resto de los colombianos.

      Petro y su círculo cercano podrán inventar mil disculpas para justificar tremenda “guachada”, pero ¿qué más se podía esperar de alguien que fue grabado contando dinero a raudales y a todas luces sin declarar ante la DIAN, empacado en bolsas de basura?  O de alguien que abiertamente invitaba a sus seguidores a recibir dinero a otros políticos corruptos ,pero que luego votaran por él?  Por citar dos casos.

      Así enmiende el error y hasta llegue a ofrecer disculpas, muy pronto Petro peló el cobre de su odio marxista de clases y de su intención dictatorial, comportamientos que en el convulso entorno sociocultural colombiano, no pasarán inadvertidos y tendrán consecuencias de más polarización.

      Mientras tanto en los cuarteles seguirá creciendo el convencimiento que una persona sub judice o con pasado criminal, jamás merecerá ser el comandante supremo de soldados y policías, pues para los uniformados la misión constitucional, obliga a combatir a los delincuentes, a entregarlos ante la justicia para que los castigue, y por lo tanto no está en su ADN, rendir sensatos honores a quien tiene en su hoja de vida un prontuario delictivo, y que además no merece ser su Comandante en jefe.

      No lo exteriorizan en público, pero ese es el sentimiento de quienes han entregado hasta sus vidas para combatir contra terroristas, no para verlos malgobernando el país, producto de decisiones políticas anteriores, tan cuestionables para cualquier militar o policial colombiano, como es cuestionable la conducta irrespetuosa de Petro con la selección arbitraria de la cúpula castrense,y la grosería de no asistir a la mas importante ceremonia militar de su gobierno, como consecuencia de una premeditada maniobra de “supuestas ocupaciones” laborales.

      Petro demostró hoy que el que ha sido no deja de ser. Y que le faltó mucho mas tiempo tras las rejas, para que se hubiera resocializado, como una persona medianamente decente.

      Por sus antecedentes delictivos inolvidables para él, Petro irrespeta deliberadamente a las Fuerzas Militares y de Policía

      Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

      Autor de 40 libros de geopolítica, estrategia y defensa nacional

      www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©