Parásitos, virus y bacterias conspirando contra Colombia

Publicado: 2021-05-06   Clicks: 976

     A grandes rasgos, dentro de la ciencia médica, las enfermedades de todo cuerpo se relacionan con bacterias, virus y parásitos.

     En el cuerpo social, ocurre lo mismo.

      Si se hace una investigación científica acerca del perfil y conductas de quienes promueven los actuales paros y marchas, de quienes azuzan por las redes sociales o de quienes salen a destruir las ciudades y bloquear la vida normal de los buenos ciudadanos, que en contraste sostienen la economía que sustenta a esos "males"; lo más seguro, es que esa enorme masa de problemáticos está encuadrada en una o todas, dentro de las siguientes categorías:

     1. Los parásitos "mantenidos" y "chupasangre" que vegetan por años recostados a la familia, al Estado o a alguna beneficencia. Son seres que jamás han producido un peso en alguna actividad favorable al país, pero que están atentos a incitar odio, descomponer la sociedad y a argumentar que ellos son "victimas" de un sistema injusto, que los tiene sumidos en sus miserias.

     2. Los portadores del letal virus comunista, razón por la que sus escasas neuronas, sólo les induce a pedir, exigir, agredir, no trabajar, no producir y señalar al capitalismo de todas las desgracias derivadas de su miope visión y nulo deseo de ser proactivos. Quieren que les llegue de todo, de la mejor calidad, sin construirlo ni ayudar a cuidarlo. Por el contrario, creen que destruyendo lo bueno que hay, les llegarán los ríos de miel y maná que les prometen, los terroristas amigos de la actual dictadura en Venezuela.

      3. Las bacterias de la politiquería corrupta, diseminada dentro dela administración pública por deshohestos demagogos, que sólo viven pensando en cómo esquilmar las finanzas de los colombianos, colocar a sus compinches en cargos oficiales, pedir mermelada, hacer parte de la corrupción y saquear los recursos de quienes pagamos impuestos.

      En síntesis, las tres categorías enunciadas, de bacterias, virus y parásitos, son los grandes males que tienen asediado al país, y que están presentes en primera línea en las marchas, las protestas y el vandalismo. Todos, matizados por el ferviente deseo de destruir todo, porque ellos son "víctimas"​​ de cualquier orden político, social o económico diferente a la anarquía y el parasitismo social protegido opor el asistencialismo. Y de ñapa, los demás colombianos que trabajan y producen, tienen que resolverles sus problemas. Ellos están a la espera de la solución, o sea son el problema y no tienen por qué aportar ningún esfuerzo, ni sinergia para resolverlo.

      Por eso, hasta "doctores con pregrados y posgrados" están enceguecidos con el azuzado deseo de tumbar al gobierno actual, no porque sea Iván Duque pues si fuera otro también estarían en la misma tónica, puesto que Petro dijo que hay que tumbarlo y seguir el ejemplo del "comandante" Hugo Chávez. Y esa es la única que opción válida para su limitada producción cerebral. 

      En síntesis: Hay parásitos, bacterias y virus sociales, que en una siniestra mescolanza, nos están llevando al borde del precipicio, debido a que todos los integrantes de esos tres grupos infecciosos, están acostumbrados a que se les de todo, a exigir el oro y el moro, y a no producir, habida cuenta que el odio, la envidia y mediocridad son sus credos personales y colectivos 

      Por desgracia cuentan con desinformados multiplicadores que reenvían sus incitaciones al odio en las redes sociales, "periodistas amarilentos" ansiosos de premios de su gremio que los resaltan como víctimas y no como los victimarios que son, complementados por parásitos que esparcen y enquistan las mismas bacterias y virus en organizaciones internacionales, desde donde les hacen el juego desde afuera del país.

       Para reconstruir a Colombia, es necesario hallar medicinas adecuadas para  transformar en tejidos o sistemas corporales benéficos, a esos esos nefastos agentes biológicos.

        Por ende para zanjar esta caótica situación, la solución no solo es la fuerza del Estado, sino la inteligencia de los estadistas para apaciguar ánimos y educar para construir el progreso, hasta que el conglomerado social entienda que los vándalos con y sin armas, pero con el verbo encendido del odio de clases, populistas y demagogos, son el foco biológico descompuesto que genera los parásitos, los virus y las bacterias que afectan el cuerpo social de Colombia.

      De lo contrario, los tres males políticos que se volvieron crónicos en Colombia, seguirán chupando sangre, robando nutrientes y deteriorando las células vitales de la nación.

      Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

      Autor de 38 libros de geopolítica, estrategia

       www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©