Crónica: Don egocéntrico y don propositivo hablan de las reservas militares y policiales en Colombia

Publicado: 2020-07-20   Clicks: 455

                                             caricatura periodico N° 1

 Esta conversación entre miembros de la reserva activa de Colombia, ocurre en un café. Don propositivo y don egocéntrico debaten algunos asuntos, mientras don comprometido escucha callado en la mesa del lado y al final decide hablar… Para reflexionar y actuar

      Don propositivo: Oiga hermano, la perspectiva de las reservas de la fuerza pública y en general del país está cada día más enredada. Creo que debemos adherirnos al esfuerzo integrador que ya inició una fundación organizada por gente nuestra, para hacer algo en conjunto por nuestro futuro y el de Colombia.

     Don egocéntrico: No hermano, la solución no es por ahí. Mejor sabe que, organicemos un grupo y yo lo lidero, todos votan por , yo llego al congreso y les abro camino, para que después otros sigan mi ejemplo. De paso les soluciono a todos, los problemas de salud, ley 4 de 1992 y situaciones jurídicas. Esa vuelta es breve…

     Don propositivo: Y ¿por qué está tan seguro de lo que está planteando?

      Don egocéntrico: Uyyy hermano, es que usted no se acuerda que yo hablo cuatro idiomas, yo soy especializado en ciencias ocultas en las universidades de Venus, Júpiter y Marte… Yo he hecho esto, yo he hecho lo otro, mejor dicho yo, yo, yo, yo… Así es que los demás miembros de la reserva tienen que seguirme porque yo soy el líder que ustedes necesitan y todos ustedes deben votar por … Si no hacen es porque somos desunidos y no quieren que yo sea el que los representa en la política…

      Don propositivo: Pero señor, lo que usted dice es un culto a su personalidad, no una propuesta en favor de los potenciales beneficiados.

      Don egocéntrico: Es que mi programa de gobierno es ese y así se debe hacer, porque yo si se lo que se debe hacer, entonces la obligación de todos es unirnos alrededor mío. No hay otro que pueda hacerlo mejor que yo.

      Don propositivo: Me disculpa pero usted está pensando solo en sus intereses personales, quizás en ir al congreso de la república a ganar 33 millones de pesos mensuales y en utilizarnos a los demás, y lo que es peor asi no lograra todos los votos de la reserva… Entonces ¿cómo va a hacer?. Asimismo, entre nuestras reservas hay cientos o miles de personas muy capaces que queremos ver cambios sustanciales, no seguir en esa línea de egolatría y de unos pocos manipulando a muchos.

      Don egocéntrico: Se da cuenta que con la reserva no se puede hablar de política, porque no nos unimos alrededor mío. No hay otra opción, porque yo soy el que les abro el camino a otros.

      Don propositivo: ¿Cómo así que no hay otra opción?.. ¿Dónde deja la participación democrática de todos los miembros de la reserva? ¿Cuál es su proyecto completo?

     Don egocéntrico: Ahí hermanito no se ponga difícil. En esto es como en todo. ¡Sálvese quien pueda! Y el que tiene mas saliva come mas harina. Mas bien ayúdeme a conseguir voticos. Consigo el aval con otro partido y como no hay nada nuestro organizado, hacemos campaña para que voten por mí. De remate nosotros no somos capaces de organizarnos mejor unámonos a un partido político que ya exista y seguimos a alguien que ya tenga nombre y consiga votos…

     Don propositivo: No así no creo que sea la solución... Por mi parte me alejo de su propuesta.

En ese momento intercedió en la conversación don comprometido y les dijo:

     Señores, ustedes se están desgastando inútilmente. Mientras ustedes discuten si las reservas nos debemos unir alrededor de una persona o no, les quiero contar que ya existe esa Fundación a la que se refirió Don Propositivo hace unos minutos. Se llama Excelencia, Liderazgo y Transformación.

    Es una entidad sin ánimo de lucro que propende por el desarrollo humano de las comunidades vulnerables entre ellas nosotros los miembros de la reserva activa y está dedicada a formar facilitadores integrales en todo el territorio para que nosotros como reservas morales de Colombia, nos empoderemos, nos estructuremos y nos adhiramos al proyecto.

     No podemos seguir hablando de que “debemos unirnos” hablemos mejor de que nos estamos uniendo, así es señores que los invito a departir otro café y a que a partir de ya hagamos parte de ese valioso grupo humano, porque la solución a nuestros problemas es de todos, no de pocos, ni mucho menos alrededor de una sola persona… Trabajo en equipo mis queridos amigos.

     Nota de la redacción: Estimado lector, juzgue usted lo planteado por los tres personajes de esta crónica. A quien quieren adherirse: ¿A don propositivo? ¿A don egocéntrico? ¿A don comprometido? O ¿a don comprometido?

       Moraleja: Es mejor hacer algo, actuar, no quedarse callado e indiferente. El futuro es incierto y el tiempo apremia.

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©