Más programas y menos candidatos politiqueando.

Publicado: 2021-06-30   Clicks: 281

      Ante la enorme crisis de valores en todos los órdenes, que afecta a Colombia, es claro que el bastión de la defensa de la democracia la libertad y el orden está en su reserva moral, constituida por los veteranos de la Fuerza Pública y la gran mayoría de personas buenas, que por diferentes razones no se han acercado a la política.

      Por lo tanto, antes que decir quiénes son los candidatos para ocupar cargos públicos de elección popular, las reservas de la Fuerza Pública y Colombia en general, requieren equipos de trabajo estructurados alrededor programas y planes estratégicos.

      Para las elecciones para el congreso de la república en 2022, se requieren parlamentarios a quienes les quepa el país en la cabeza. Personas estructuradas en todos los temas de la vida nacional, para que sus aportes en los debates de proyectos de ley, se ajusten a la solución de necesidades nacionales y la prospección geopolítica regional y mundial de Colombia.

      No a los intereses particulares de alguien o de un grupo específico con intenciones egoístas, discursos con ruido de tonel vacío, promesas como pompas de jabón y mentiras similares a las que dicen aquellos a quienes dicen estar dispuestos a sacar del panorama por corrutos e ineptos.

      Por esta razón, no basta con la buena voluntad, o el deseo de evitar que el comunismo se tome el congreso como se reitera en coloquios y redes sociales, en los que interactúa la reserva moral del país.

      Es apenas lógico, que sin conocimiento derivado del estudio continuado de la dinámica política nacional e internacional, es muy complicado lograr cambios sustanciales a favor de los colombianos.

       La explicación está en las palabras del expresidente de Estados Unidos Richard Nixon: “Hay quienes buscan ser elegidos para ser alguien, y hay quienes buscan ser electos para hacer algo”

      Quienes mejor conocemos al país, somos los militares y policías, pero eso no significa que todos seamos un senador en potencia, a quien además preexiste obligación de elegirlo, por el solo hecho de haber sido miembro de la Fuerza Pública.

      Colombia y la reserva moral necesitan un programa serio, medible y verificable, para cambiar muchas prácticas inadecuadas de los dirigentes políticos de siempre.

      No simplemente candidatos a granel, sin ningún emparedamiento estructural, y mucho menos sin fundamentación programática o sin adherencia a un proyecto político serio.

     Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

      Autor de 39 libros de geopolítica, defensa nacional y estrategia

      www.luisvillamarin.co

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©