¿Entró la guerra de Ucrania en un callejón sin salida, con punto de no retorno y desespero nuclear de Putin?

Publicado: 2022-10-17   Clicks: 490

     Fulminante ataque de Ucrania contra encave prorruso en la ciudad de Donetsk en el Donbas

   Geopolítica de Rusia y Europa

   Mucho se ha especulado desde el inicio de la sangrienta invasión rusa a Ucrania en febrero de 2022, que al sentirse acorralado, producto de su egolatría y credo de superioridad, en un acto de desespero, Vladimir Putin podría “oprimir el botón rojo” y desatar una guerra nuclear. Y hasta se han planteado diferentes escenarios, todos infortunadamente con el involucramiento de la OTAN y la aún impredecible decisión de China e India al respecto.

       La sumatoria de graves sucesos atiza más la hoguera de las pasiones bélicas en la zona. El domingo 16 de octubre de 2022, múltiples explosiones sacudieron simultáneamente a la localidad de Belgorod dentro de territorio ruso y a la ciudad de Donetsk en el Donbas, sucesos que indican, que el caos desatado por la depredadora invasión de Rusia, se está extendiendo mucho más allá de las líneas donde se combate con ardentía ucraniana y desconcierto ruso.

       Con difíciles manejos tácticos en los campos de batalla localizados en el sur y el oriente de Ucrania, las fuerzas militares rusas sintieron el rigor de la guerra en su propio territorio el 16 de octubre de 2022, cuando más de 10 explosiones afectaron una región fronteriza, y en paralelo, otras explosiones causaron severos daños a las oficinas del gobierno ilegal y prorruso, asentado en la ciudad ucraniana de Donetsk.

       Los ataques en la región de Belgorod ubicada junto a Ucrania y la destrucción del edificio de la administración municipal en Donetsk, ciudad férreamente controlada por Rusia y sus representantes desde 2014, enviaron importantes señales al resto del mundo,  de que el caos desatado por la invasión rusa, ordenada por el presidente Kremlin, se extiende más allá de las líneas del frente en lo táctico, debilitando a Rusia en lo estratégico y acorralando a Putin el escenario político, cuya reacción podría ser el empleo de armas de destrucción masiva.

       Las explosiones en los puntos enunciados, que fueron atribuidas por Rusia al gobierno ucraniano, se produjeron un día después de otra señal de indisciplina y desconcierto en la fuerza militar rusa, cuando dos soldados al parecer musulmanes que tienen cuentas pendientes por cobrar al Kremlin, abrieron fuego contra sus compañeros en un campo de entrenamiento en la región de Belgorod, matando a 11 e hiriendo a 15. Y, tras perpetrar la masacre, se suicidaron.

      En un comunicado de prensa, citado por los medios estatales RIA Novosti y TASS, el ministerio de Defensa ruso calificó el tiroteo como un ataque terrorista. Dijo que los dos atacantes provenían de una antigua nación soviética sin precisar de cuál, y que dispararon contra sus compañeros durante una práctica de tiro con armas de infantería.

      Los tres anteriores episodios, sumados al ataque del 8 de octubre contra el más importante puente dela vía de Rusia hacia Crimea, región ocupada por fuerzas enviadas por Moscú desde 2014, se añaden a la creciente impresión, de que lo que Putin definió en febrero de2022, como una "operación militar especial" se ha acrecentado en nuevas y peligrosas direcciones, con infortunada tendencia al uso de armas de destrucción masiva.

      Para enrarecer más el ambiente, Bielorrusia, vecino del norte de Ucrania y aliado cercano de Rusia desde cuyo territorio inclusive, se lanzó un ataque fallido contra la capital ucraniana en febrero de 2022, anunció el domingo 16 de octubre de 2022, la llegada de trenes que transportaban tropas rusas en preparación para la formación de una nueva unidad conjunta: Rusia-Bielorrusia.

      Por tal motivo, el ministerio de Defensa de Bielorrusia dijo en Telegram que el “componente de aviación” de la nueva fuerza proveniente de Rusia, cuyo propósito exacto aún no se ha explicado, también comenzó a  arribar a Ucrania.

      No se puede perder de vista que Aleksandr G. Lukashenko, presidente de Bielorrusia, ha dicho repetidamente, que no quiere que su ejército se una a la invasión de Rusia a Ucrania, pero algunos analistas internacionales, señalan que Lukashenko negó enfáticamente que Rusia atacaría a Ucrania desde su territorio, pocos días antes de que Rusia hiciera precisamente eso.

      Por elementales razones, una ofensiva rusa renovada en el norte de Ucrania y lanzada desde Bielorrusia, expandiría aún más un conflicto que Rusia inicialmente esperaba desarrollar en pocos días, pero que se ha prolongado durante casi ocho meses. De remate, la valiente respuesta de .los ucranianos puso en tela de juicio la reputación de las fuerzas militares rusas, y por extensión el liderazgo de Putin, inclusive entre algunos de sus partidarios en el país y en el resto del mundo.

      Para el efecto, la agencia oficial de noticias RIA Novosti informó que 16 explosiones golpearon la región rusa de Belgorod, un importante escenario para su invasión. Sin duda, un evidente aumento de lo que anteriormente habían sido ataques en su mayoría aislados, aparentemente por parte de Ucrania, en territorio ruso cerca de la frontera. Los funcionarios ucranianos no hicieron comentarios al respecto, de acuerdo con una política oficial de silencio casi total, lo cual aumenta las suspicacias.

      Una semana antes, cuando un presunto ataque ucraniano destruyó parte del estratégico puente sobre el río Kerch, que permite a Rusia abastecer por vía terrestre a sus tropas en Crimea, Putin ordenó un demoledor ataque aéreo de represalia en Kiev y otras ciudades ucranianas. Al respecto, la agencia de inteligencia militar de Gran Bretaña informó que Rusia disparó 80 misiles de crucero en esos ataques, pero agregó que la real capacidad de las tropas de Putin, para futuras represalias con misiles es muy limitada debido a muchos problemas de producción internos de Rusia.

      Según el informe de inteligencia británica, probablemente en las actuales condiciones, la industria de defensa de Rusia, es incapaz de producir municiones avanzadas al ritmo en que se gastan destruyendo a Ucrania.

      Sin duda, el agotamiento del stock de misiles de largo alcance por parte de Rusia, restringirá su capacidad para atacar la ingente cantidad de objetivos que desearían golpear en el futuro.

      Las fuerzas rusas, expulsadas por una contraofensiva relámpago el mes pasado de gran parte de la región nororiental de Kharkiv en Ucrania , han frenado desde entonces el avance de las tropas ucranianas en el oriente. Por su parte, mientras intenta revertir cualquier narrativa de que está perdiendo la guerra, Rusia también recuperó algunos pueblos pequeños y ganó terreno alrededor de la ciudad de Bakhmut, controlada por Ucrania,

      A partir de los nuevos hechos bélicos, Ucrania, cuyo gobierno rara vez informa contratiempos y se enfoca en cambio en reiterar las derrotas rusas, asumió la responsabilidad de que sus fuerzas habían repelido una serie de ataques rusos en asentamientos cerca de Kramatorsk, una ciudad clave bajo control de Kiev, en la región de Donetsk, y en Berestove, Soledar y Bakhmut.

      Ucrania también ha informado de ganancias lentas pero constantes alrededor de Kherson, la primera gran ciudad capturada por Rusia al comienzo de la guerra.

      En otro giro del mismo problema, funcionarios designados por Rusia en la ocupada ciudad de Kherson aconsejaron el 14 de octubre de 2022 a los pobladores civiles que evacuaran la zona, medida que las autoridades ucranianas definieron como señal de pánico ruso, ante el avance de su ejército hacia la ciudad simbólicamente importante en el río Dnipro.

     Es claro, que los bombardeos en Belgorod y la ciudad de Donetsk no cambiaron el equilibrio en el campo de batalla, pero asestaron sendos golpes simbólicos a los esfuerzos rusos por restablecer la narrativa y al deseo del Kremlin de distanciar al pueblo ruso de la guerra, obteniendo un cambio estratégico y táctico en los teatros de operaciones

      En inmediata reacción a los ataques ucranianos, en la ciudad rusa de Belgorod, las universidades y las empresas realizaron simulacros de evacuación, los funcionarios locales evacuaron pueblos y aldeas que sufrieron bombardeos y miles de habitantes usuales de Ucrania cruzaron la frontera, para huir de los combates, en medio de la reciente contraofensiva ucraniana.

      Las explosiones del domingo 16 de octubre de 2022 siguieron a cuatro días consecutivos de ataques esporádicos en la región, incluido unos que según la versión de Rusia, fueron acciones ucranianas, contra un edificio de apartamentos y una central eléctrica.

     En desarrollo de la veloz y habilidosa contraofensiva ucraniana, Donetsk, epicentro de esfuerzos rusos para apoderarse de la región oriental de Donbas en Ucrania desde 2014, ha sido atacada por la artillería ucraniana y esporádicos combates urbanos, pero la destrucción del edificio administrativo principal, constituye la primera vez que una sede del poder ruso en el centro de la ciudad, fue golpeado con tanta contundencia.

     Por su parte, la agencia de noticias estatal rusa Tass informó que un hombre murió y otros dos resultaron heridos en los ataques ucranianos a Donetsk.

      Como se sabe, la ciudad está bajo el control de la llamada República Popular de Donetsk, una entidad representante rusa que Putin declaró parte de Rusia el 5 de octubre de 2022, junto con otras tres regiones. Hace apenas una semana, la mayoría de estados miembros de las Naciones Unidas declaró ilegal la apropiación rusa de territorio ucraniano. Solamente, Corea del Norte, Bielorrusia, Siria y Nicaragua, votaron a favor de Rusia.

      Mediante argucias propagandísticas copiadas de los manuales soviéticos de guerra sicológica, Rusia ha afirmado durante años que Ucrania está cometiendo un “genocidio” contra los rusos étnicos en la región de Donetsk, acusación que no está respaldada por evidencias serias, pero que Moscú utiliza como parte de sus pretextos para invadir Ucrania.

      No obstante, el silencio del gobierno ruso al respecto, indicaría que lo ha conmocionado el audaz ataque ucraniano en el centro de la ciudad de Donetsk, a la que consideraba un área muy segura, habida cuenta que altos funcionarios del Kremlin la han visitado durante las últimas semanas.

       Imágenes y videos publicados en las redes sociales muestran escombros esparcidos por todo el edificio, humo saliendo de las ventanas rotas y los vehículos en llamas.

      Sin lugar a dudas, la anterior descripción infiere que Putin se ha ido quedando sin capacidad militar inmediata para establecer un desbalance favorable a Rusia en el poder relativo de combate, que Ucrania no ha perdido el ímpetu de la ofensiva, que por ahora Occidente sigue apoyando a Kiev, y que la doble moral china sin asumir posición clara, podría ser interpretada por Putin y su desesperado séquito, como un apocalíptico escenario en el que todo se vale, incluido el hasta ahora vetado uso de armas nucleares, químicas, biológicas o radiológicas, lo cual sería el inicio del Armagedón del que habló hace poco Biden.

      Por ahora la intenciónalidad de más probable adopción, es que Rusia seguirá destruyendo infraestructura ucraniana, mientras sus fuerzas terrestres seguirán el ritmo de incapacidad táctica demostrada a lo largo de las dos grandes fases en que el Kremlin ha dividido hasta ahora, su “operación militar especial”…

      Y al verse naturalmente derrotado, con la enorme posibilidad de que grandes unidades rusas sean copadas y se rindan por desabastecimiento, Putin podría optar por una acción nuclear antes de aceptar la derrota y la rendición.

     De ese tamaño y a tan extremas circunstancias han ido avanzando las operaciones militares y el pulso geopolítico Rusia-Occidente en Ucrania. Una prueba más que la llave que abra la puerta del desenlace, la tiene Pekín.

Por ende queda la duda en ale ambiente:  ¿Entró la guerra de Ucrania en un callejón sin salida, con punto de no retorno y desespero nuclear de Putin?

     Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

      Autor de 40 libros de estrategia, geopolítica y defensa nacional

      www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©