Por invasión rusa a Ucrania, Europa encara modelo económico para tiempos de guerra

Publicado: 2022-09-09   Clicks: 377

  A finales de 2022,la guerra de Ucrania pueso a Europa en economía de guerra 

     Geopolítica de Europa y Rusia

     Aunque técnicamente Occidente no está en guerra declarada contra Rusia, las armas occidentales han ayudado a Ucrania a detener la invasión de las tropas enviadas por Putin, e inclusive a contraatacar, mientras que las sanciones económicas occidentales han generado serios problemas para la operatividad y crecimiento de la industria rusa.

     En respuesta, Rusia ha tomado represalias, mediante un embargo de facto sobre las exportaciones de gas natural a Europa. Dicha conducta demuestra cómo piensa Vladimir Putin que va el curso de para los ojos del resto del planeta complicada guerra.

     Sin duda, el esa guerra desatada por la ambición egocéntrica de Putin, tendrá enormes costos a largo plazo, en especial porque difícilmente se volverá a considerar a Rusia como un socio comercial confiable. Pero Putin parece dispuesto a asumir esos costos en un intento de intimidar a Occidente y en especial a la OTAN, para que reduzca el fuerte apoyo a Ucrania, situación que no haría si tuviera confianza en la situación militar.

      Sea como fuere, el embargo de gas ruso a Europa, ha acrecentado las apuestas económicas. En marzo y abril de 2022, hubo mucha discusión técnica, para determinar si Europa podía o debía dejar de importar energía de Rusia. No huno decisiones claras en torno a ese debate, y finalmente Rusia tomó dicha decisión en nombre de Europa.

     Desde su orilla, Europa parece preparada para responder al ataque directo de Moscú, haciendo lo que las democracias siempre hacen cuando se enfrentan a la inflación en tiempos de guerra: imponer impuestos sobre las ganancias inesperadas, acrecentar controles de precios y probablemente disponer de racionamientos energéticos.

      Por lo pronto, se habla de un problema específicamente europeo, puesto que Estados Unidos está experimentando una especie de reducción inflacionaria, en gran parte gracias a la caída de los precios de la gasolina, pero también como reflejo de otros factores, como la reducción de los costos de envío de las mercancías y productos.

El gran escollo es que Europa, se volvió altamente dependiente del gas proveniente de Rusia, flujo que ahora se ha reducido considerablemente.

La compleja situación infiere comprender la naturaleza del problema que plantea el corte de suministro de gas ruso a Europa. Aunque es real, la escasez física de gasolina en Europa, esto no debería ser paralizante; debido a que actualmente hay almacenadas cantidades de gas por encima de lo normal; por lo tanto, entre las medidas de conservación y las fuentes de energía alternativas, Europa enfrentaría el frío invierno sin congelarse.

      En esencia, el problema clave es financiero y, en última instancia, social. Los precios del gas en Europa se han disparado y, a medida que los compradores recurren a alternativas, los precios de otras fuentes de energía, tales como la nuclear, la energía renovable y el carbón, también se han aumentado de manera vertiginosa .

      De repeso, es un fenómeno económico inequitativo, pues los productores de energía cuyos costos aumenten obtendrán enormes ganancias, mientras que muchas familias y algunas empresas enfrentarán presumibles ruinas financieras, debido a las elevadas facturas de energía. Como es obvio de suponer, explicar a los perdedores de esta nueva ecuación, acerca de la importancia de los incentivos para la eficiencia, no los calmará.

       Igualmente surge un riesgo macroeconómico de consecuencias impredecibles en los ámbitos inflacionarios. Todavía Europa tiene sindicatos poderosos. Como es previsible, algunos de ellos estarán en condiciones de exigir aumentos salariales para compensar el aumento del costo de vida. El resultado de estas exigencias, podría ser una espiral de salarios y precios que sería muy costosa de resolver.

       En síntesis, dejar que los precios de la energía aumenten en medio de la recesión no es la opción más conveniente ni adecuada a la compleja situación.

       En ese entorno, ¿qué sucedería con la entrega de cheques con subsidios para compensar a las familias por los costos de energía más altos? En teoría , tal medida puede parecer una buena idea, ya que las personas aún tendrían un incentivo para limitar el consumo de energía. Sin embargo, en la práctica, muchas familias, inclusive aquellas que tienen ingresos similares, pueden recibir facturas de energía muy diferentes, y las personas que viven en casas con problemas de mantenimiento, no pueden solucionar ese problema en muy poco tiempo.

      Por ende, Europa parece dispuesta a hacer lo que las democracias siempre hacen cuando se enfrentan a la inflación en tiempos de guerra:

      Se intentará proteger al público de aumentos de precios muy grandes y también se evitarán ganancias extremadamente altas en un momento de angustia pública atado a la pandemia, la recesión y la incertidumbre del desenlace de la guerra derivada de la invasión rusa contra Ucrania, cuya acción amenaza la seguridad integral de Europa.

      El 7 de septiembre de 2022, Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, emitió una declaración sobre energía en la que pidió como objetivo obligatorio para reducir el uso de electricidad, es decir, el racionamiento, establecer un "tope en los ingresos" de los productores de energía de bajo costo, (dicho de otra forma, establecer controles de precios) y el pago de una “contribución solidaria” para los productores de combustibles fósiles o sea, aplicar impuestos sobre las ganancias excesivas.

      No obstante, se debe tener en cuenta que la señora von der Leyen no es un jefe de gobierno, razón pa que tiene muy poco poder directo. Pero sus propuestas probablemente aportan una idea más clara, de hacia dónde se dirige Europa en medio de tan inesperada crisis.

     ¿Funcionará dicha medida? Por supuesto, los detalles, , serán cruciales. Una señal esperanzadora es que Europa claramente no tratará de suprimir la inflación con controles, inclusive mientras estimula la economía. Por el contrario, este tipo de controles propios de los tiempos de guerra llegarán de manera simultánea, cuando el Banco Central Europeo endurece la política monetaria, pero crece el riesgo de provocar una impredecible recesión.

      Todo es incierto. Los analistas políticos, económicos y geopolíticos, están recibiendo una lección en tiempo real alrededor de las realidades de la política económica europea y mundial, la cual no permite que los mercados se rompan.

      Por otro lado, sería malo que los controles de emergencia que Europa parece estar dispuesta a imponer se tornen permanentes. En este momento, la protección de las familias y la preservación del sentido de la justicia, deben tener prioridad sobre la eficiencia del mercado definido por las teorías escritas en libros de economía.

      En conclusión la guerra de Ucrania revolucionó los conceptos militares clásicos de la guerra convencional, planteó nuevos y agresivos retos geopolíticos, puso a prueba la unidad de la OTAN, despertó leones dormidos de la defensa militar en varias naciones europeas, recordó al mundo el peso específico de las autocracias, trajo a colación la obligatoriedad de los dirigentes políticos de ser previsivos planteando escenarios extremos en todos los campos de la seguridad de los Estados, aportó nuevas dinámicas de la información pública, apretó los estándares de guerra económica por medio de aparentes sanciones asfixiantes, y puso a los economistas del planeta a analizar los vaivenes financieros a diario, como si se tratara de una “apreciación permanente de la situación”.

      Mucho para aprender y sobre todo para estructurar previsiones geopolíticas de mayor nivel, mediante planes estratégicos sólidos.

      Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

      Autor de 40 libros de geopolítica, estrategia y defensa nacional

      www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©