Londres azotado otra vez por el terrorismo islámico ¿Cuál será el próximo objetivo?

Publicado: 2017-06-04   Clicks: 770

    Análisis del terrorismo internacional

   Cover Estado Islámico ISIS El yihadismo sunita declaró una guerra frontal contra los infieles cruzados y judíos, y, los apóstatas musulmanes sean chiitas, ó sufíes u otros que no siguen al pie de la letra la interpretación estricta de la Sharia o ley musulmana. Para llevar a cabo esa guerra con profundas raíces religiosas extremistas pero con objetivos políticos, estratégicos y geopolíticos, los terroristas recurren a la estrategia universal del terror, que en contraste con su accionar demencial, pretende sentar las de un califato universal bases en los cinco continentes; califato que transporte a la humanidad al paraíso de bondades prescritas por los salafs o moralistas de la época de Mahoma.

    Para ventaja político-estratégica de los terroristas, todo parece indicar que las naciones afectadas por este peligroso virus, experimentan que todos los días crece y presenta a nuevos Muyahidines (guerreros santos) radicalizados o manipulados por radicalistas islámicos, perpetrando acciones criminales en diferentes puntos del globo terráqueo.

     Sin embargo, para los medios de comunicación, los gobiernos de turno y las redes sociales, ha tomado fuerza la diferenciación de víctimas de primera clase en los países industrializados y víctimas de segunda clase en los países del tercer mundo.

    Por demás es reiterada la conducta de los gobernantes de los países afectados. Qué no se va a tolerar un acto más, qué eso no es el islam sino unos dementes, que X ó Y país sigue siendo seguro, qué los actos terroristas se derivan de problemas sociales, o qué son producto de una definición hollywoodesca de “lobos solitarios”, etc.

    No es descabellado asegurar que esto se debe a que “no se conoce al enemigo”, por eso se presentan tantas inconsistencias académicas, políticas, estratégicas y operativas para llegar al foco del problema, neutralizar a los islamistas radicales y buscar un cambio en la interacción política de los musulmanes hacia Occidente, haciéndoles entender que cuando llegan al mundo occidental deben aplicar el lema “a la tierra que fueres haz lo que vieres”, y no al contrario como pretenden sus líderes religiosos, muchos de ellos indoctrinados en Arabia Saudita o respaldados por Qatar, pues según ellos, son las naciones que los acogen, las que deben adaptarse y someterse a la cultura y conductas con tintes medievales, que perduran dentro de influyentes sectores musulmanes.

    Bien lo dijo hace 26 siglos, Sun Tzu el maestro de la estrategia aplicable a cualquier tipo de guerra: “Si conoces a tu enemigo y te conoces a ti mismo no saldrás derrotado en cien batallas. Si desconoces a tu enemigo pero te conoces ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si desconoces a tu enemigo y te desconoces a ti mismo, serás derrotado en cada batalla”

    Asombra y causa incertidumbre el hecho que los yihadistas cometen acciones terroristas en diferentes puntos de los cinco continentes, mediante métodos y procedimientos similares, pero cada vez que esto ocurre, aparecen expertos en lo divino y lo humano a hacer eco de profundidad estratégica, que ponen en duda si fueron los terroristas islámicos o no, si se trató de un “lobo solitario” o de una célula, si los homicidas fueron al Medio Oriente o no. Otros preguntan si los atacantes hacían parte de una célula terrorista o no, si el autor del ataque se radicalizó por las redes sociales o no.

     De paso hacen eco a los argumentos de islamistas que manipulan la opinión pública y achacan los crímenes que cometen los terroristas a las agresiones de Occidente contra el sagrado suelo del islam; a la supuesta discriminación en Occidente; a la presunta intolerancia cultural de cristianos o judíos frente a los musulmanes.

    Pero esa realidad se esconde detrás de la calculada disculpa o evidente inacción de los líderes musulmanes, que sin mostrar resultados evidentes para que sea la propia comunidad musulmana asentada en países occidentales, la que denuncie a los yihadistas, pues ellos si tienen la facilidad de detectarlos y en muchos casos saben quiénes son, por el contrario aducen que el “islam es amor, y que no tiene nada que ver con el yihadismo”

     Por otro lado los organismos de seguridad e inteligencia occidentales se quejan que evidentemente si había antecedentes de los terrorista muertos, pero que sus capacidades operativas son insuficientes para vigilarlos las 24 horas, como si sus gobiernos no pudieran tomar otras medidas migratorias, penales o cautelares, en defensa de sus conciudadanos víctimas potenciales o actuales de los yihadistas.

    Para colmo de males, en la llamada guerra contra el terrorismo, no se ha creado conciencia colectiva entre los habitantes de las naciones afectadas, que la agresión islámica viene en serio, que llegó para quedarse, que los imames (clérigos extremistas islámicos) radicalizan a multiplicadores de células y estos a su vez seleccionan a personas con antecedentes penales o con problemas sicológicos o familiares, para convencerlos que se inmolen y mueran como mártires en nombre de Alá el misericordioso, frente a infieles y no musulmanes sunitas estrictos con la Sharia.

    En este punto, los estados afectados y las fuerzas de seguridad que siguen viendo el problema del yihadismo como un asunto policial y no como un tema de seguridad nacional, continental y universal, también están fallando en otra concepción de Sun Tzu: “ Combatir para destruir la estrategia enemiga, no al enemigo”

     La explicación es sencilla: Los organismos de seguridad invierten ingentes recursos en localizar personas, seguirlas, reseñarlas, configurarles un dossier y articular los importantes archivos de quien es quien en inteligencia militar, pero no se desarrollan labores proactivas sobre las comunidades musulmanas, para que entiendan y actúen en consecuencia, que al vivir en Occidente deben respetar y acatar la normatividad política, cultural y social y económica del país que los acogió, por ende están obligados a denunciar a los terroristas, pues el hecho de decir que no comparten el yihadismo, pero no hacer nada más para erradicarlo, los hace cómplices del terrorismo por omisión.

    Así las cosas, el nuevo ataque yihadista en el legendario London Bridge de la capital británica, tiene sello de ISIS en pleno Ramadán, exige respuestas más de fondo no solo acciones policiales preventivas en las calles, comprometimiento serio y sostenido de los líderes musulmanes en todas las comunidades asentadas en Occidente, y un compromiso medible y verificable de los reinos sunitas del Golfo Pérsico para que dejen de incentivar el extremismo wahabista o salafista, con el argumento que son los escuderos del Profeta, que los chiitas no son musulmanes, que los infieles cristianos y cruzados deben morir, y que el islam es el futuro de la Umma (comunidad universal), por ende se necesita un califato sunita que gobierne todo el planeta.

     De persistir, esa doble moral es y seguirá siendo letal. Por lo pronto, las redes yihadistas seguirán activando explosivos en los cinco continentes, asesinando infieles cruzados y judíos, desangrando sus propios países con el argumento que los gobernantes amigos de Occidente son “apóstatas” o traidores. Y así seguiremos a la expectativa por saber dónde y cuándo será el próximo ataque de una célula terrorista islámica, pues reiteramos, el yihadismo llegó para quedarse y su permanencia depende de conocer al enemigo y de derrotar su estrategia.

Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

www.luisvillamarin.com

Especialista en Estrategia, geopolítica y Defensa Nacional

El coronel Luis Alberto Villamrín Pulido es autor de 33 libros, siete de ellos realcionados con temas de geopolítica, geoestrategia y terrorismo internacional

Para leer estas obras haga click sobre cada una de las siguientes portadas.

 

cover narcoterrorismo la guerra del nuevo siglo  cover conexión al qaeda  cover martes de horror   Cover Estado Islámico ISIS   


Lea mas acerca de Ramadan y terror por Luis Alberto Villamarin Pulido

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©