Actual caída en precios del petróleo desafía predicciones. ¿Cuál será el siguiente episodio?

Publicado: 2022-08-16   Clicks: 61

     El precio del petróleo está por debajo de los 90 dólares el barril, por ende, los consumidores se están beneficiando. No obstante, serán la geopolítica, la economía y los imprevistos, los factores que determinarán si se prolongará dicho alivio, o si será algo temporal.

      En febrero de 2022, cuando Rusia invadió Ucrania, los expertos internacionales en energía predijeron que los precios del petróleo podrían alcanzar los 200 dólares el barril, un precio que elevaría los costos de envío y transporte y pondría en ascuas la economía en todos los continentes.

      A mediados de agosto de 2022, los precios del barril de petróleo están más bajos que cuando comenzó la guerra, habiendo caído más del 30% en apenas dos meses. El lunes 15 de agosto. de 2022, las noticias de una desaceleración de la economía china y un recorte en las tasas de interés chinas hicieron que los precios bajaran aún más, a menos de 90 dólares por barril, según el índice de referencia estadounidense en las bolsas internacionales de valores.

     Así, los precios de la gasolina han bajado desde mediados de junio de 2022, a un promedio de menos de 4 dólares por galón en todo el territorio estadounidense, mientras que los precios del combustible para aviones y el diésel también están bajando. Este hecho debería traducirse eventualmente en precios más bajos, por ejemplo, para los alimentos y los boletos de avión.

     Sin embargo, sería prematuro celebrar por anticipado, porque los precios de la energía pueden subir tan fácilmente como también pueden caer en picada, de forma inesperada y repentina.

     En China, donde los bloqueos de Covid-19 son aún generalizados, eventualmente se reabrirán sus ciudades a más comercio y tráfico, aumentando la demanda de combustibles. Entretanto, los retiros de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Uniidos,. finalizarán en noviembre y será necesario volver a llenarla.

      Y un solo suceso inesperado, verbigracia, un huracán que inunde el Canal de Navegación de Houston, podría dejar fuera de servicio varias refinerías del Golfo de México durante semanas o inclusive meses, situación que por su naturaleza, podría disparar los precios del combustible.

       Una catástrofe similar podría generar maremotos a la economía estadounidense e inclusive la mundial, ya que los precios de la energía son fundamentales para los costos finales de todo lo que se produce y envía, ya sean granos, materiales de construcción, u otros elementos, habida cuenta que los precios del petróleo siempre tienen la capacidad de sorprender, los flujos comerciales y los costos de vida en todos los rincones del planeta.

      En el caso del petróleo, los precios podrían bajar aún más, si Irán acepta una nueva propuesta de acuerdo nuclear con Estados Unidos y la Unión Europea, después de que se retractara de su demanda de que la Guardia Revolucionaria Islámica sea retirada de la lista de organizaciones consideradas terroristas por Estados Unidos, aumentando el potencial de por lo menos un millón de barriles más por día, en las exportaciones de petróleo iraní .

       Además, la obvia perspectiva de un aumento continuo de las tasas de interés, induce a que múltiples inversores y economistas pronostiquen una recesión económica, y una reducción de la demanda de hidrocarburos, a pesar de que el desempleo es bajo y las ganancias siguen siendo resistentes.

      En ese escenario, los precios del petróleo podrían bajar. Varios factores se unen para formular esa tesis: China está reduciendo sus importaciones de petróleo crudo durante el tercer trimestre de 2022, Se acerca el final del alto consumo de gasolina durante el verano, prosiguen las preocupaciones sobre una desaceleración económica y, actualmente hay mucho suministro. .”

      Eso no significa que los precios del petróleo no volverán a subir, pues el próximo final de la reducción de la reserva estratégica, de la cual Estados Unidos, en coordinación con otros países, ha estado liberando hasta un millón de barriles diarios, y la posibilidad de que Europa sustituya el uso de petróleo por gas natural en caso de que sobrevenga un invierno demasiado frío.

      Entonces, los precios del combustible, que los consumidores pueden ver subir y bajar diariamente en las estaciones de servicio, juegan un papel muy importante en las percepciones económicas. El precio del combustible impacta en la confianza del consumidor, puesto que parece ser un indicador de cómo se siente él, respecto al mundo en general.

      Según un informe de RBC Capital Markets de junio de 2022, aproximadamente el 3.5% del gasto total de cada estadounidense se dedica a la gasolina. En ese entorno, los trabajadores rurales y de bajos ingresos que tienen vehículos más viejos y menos eficientes en combustible y que manejan distancias más largas para ir al trabajo, se ven particularmente afectados por los altos precios de la gasolina.

      Por otro lado, en general, los precios del combustible son menos importantes que en el pasado porque muchas personas conducen automóviles más eficientes y últimamente trabajan más desde casa. Pero, cuanto más dinero gasta una persona en gasolina o diésel, menos recursos tiene para gastar en todo lo demás.

      Cuando los precios del petróleo caen, por lo general sobrevienen menos gastos para la industria y la agricultura, incluidos los productos químicos y los fertilizantes. Y el envío se vuelve más económico. Pero cuando suben bruscamente, como sucedió en 2008 y en la década de 1970, tienden a aumentar otros precios y afectar la economía en general. Y por extensión, a menudo se producen consecuencias políticas.

      Predecir los precios de la energía siempre ha sido un juego inexacto, porque hay muchos factores que lo determinan, incluidas las expectativas de los comerciantes que compran y venden combustible, las fortunas políticas de países productores inestables como Venezuela, Nigeria y Libia, y las decisiones de inversión de ejecutivos de compañías petroleras estatales y privadas. .Hoy, esas complejidades son particularmente difíciles de evaluar.

Bajo el título, "¿Cuándo los alcistas del petróleo comenzarán a revisar los pronósticos a la baja?" un reciente informe de materias primas de Citigroup, con una recesión global “en el horizonte”,  se cuestionó “¿qué es más probable: una fuerte temporada de huracanes, con precios que se disparan? ¿Una devolución de los barriles iraníes? ¿O una recesión, con el petróleo en los 60 dólares, para fines de año o principios de 2023?

      Si el barril de petróleo cayera a 60 dólares por barril, probablemente, los precios promedio de la gasolina en Estados Unidos caerían por lo menos otro dólar por galón.

     Sin embargo, unos días después de las proyecciones de Citi, Goldman Sachs Commodities Research predijo un rebote de precios a medida que repunta la demanda de combustible, al asegurar que: “Vemos crecientes riesgos de cola para los precios de las materias primas inherentes al escenario de crecimiento sostenido, bajo desempleo y poder adquisitivo de los hogares estabilizado”.

     Mientras tanto, la guerra en Ucrania sigue siendo una variable importante en las perspectivas de suministro mundial, ya que Rusia normalmente suministra uno de cada 10 barriles del mercado mundial, que es de 100 millones de barriles por día. Desde cuando inició la invasión rusa a Ucrania, las exportaciones rusas diarias han disminuido en promedio de 580.000 barriles. Se espera que las sanciones europeas al petróleo ruso se endurezcan un poco más para febrero de 2022, reduciendo las exportaciones rusas diarias en 600.000 barriles adicionales.

     Los mercados energéticos están enviando señales contradictorias. En los pronósticos de la primera semana de agosto de 2022, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) expresó que esperaba que la demanda de petróleo fuera más débil de lo esperado originalmente este año y el próximo 2023. Aún así, la OPEP espera que la demanda global para 2023 se expanda a casi 103 millones de barriles diarios.

     Los suministros están aumentando gradualmente debido a la expansión de la producción en Guyana, Brasil y Estados Unidos. Arabia Saudita y otros países del Golfo Pérsico están siguiendo su ejemplo, aunque probablemente no tanto como le gustaría a la administración Biden.

      La OPEP y sus socios, incluida Rusia, habían prometido aumentar su producción en 600.000 barriles por día durante julio y agosto de 2022, aunque se han quedado algo por debajo de esa meta.

      Igualmente, las perspectivas para la refinación también están mejorando, circunstancia que podría bajar los precios de la gasolina y otros combustibles fósiles. Si bien es cierto que la capacidad de refinación en Europa y Estados Unidos ha disminuido durante los últimos años, también es cierto que dicha capacidad está creciendo en Medio Oriente, América Latina, Asia y África.

      Otro factor ha sido la demanda relativamente mediana en Estados Unidos, cuyo consumo representa más de la tercera parte de la demanda mundial de gasolina. Por lo general, la temporada de conducción de verano aumenta el consumo en 400.000 barriles diarios desde el Día de los Caídos hasta el Día del Trabajo.

      Según una investigación de J.P. Morgan Commodities, sin embargo, en lo que va transcurrido del verano de 2022, la demanda de gasolina se ha mantenido estable con respecto a los promedios de abril del mismo año.

        

     El mundo a la espera de que baje el precio del petróleoDebido a la recesión económica que ha producido la pandemia en todo el planeta y las afectaciones complementarias derivadas de la invasión rusa a Ucrania, cualquier alivio en los precios del combustible en Estados Unidos se sentirá favorablemente en todo el planeta.

      Pero el dilema sigue vigente Actual caída en precios del petróleo desafía predicciones. ¿Cuál será el siguiente episodio?

      Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

       Autor de 40 libros de Geopolítica, Defensa Nacional y Estrategia

       www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©