Que Joe Biden no sea inferior al reto, es la esperanza del planeta

Publicado: 2021-01-25   Clicks: 103

      Geopolítica de Estados Unidos

     Tras la reciente y accidentada campaña por la Casa Blanca, finalmente Donald Trump aceptó la derrota en las urnas y Joe Biden asumió el cargo, pero las tensiones de guerra psicológica originadas en ambos partidos, continúan vigentes. El esperado paso por parte del nuevo mandatario, es que deje atrás esa polarización ―que igual a su contrincante encendió en las mentes de los electores―, y que gobierne, no contra las políticas de su antecesor, sino a favor de Estados Unidos y por extensión del planeta.

       La administración Biden debe pasar a la acción en aspectos sensibles, internos y externos, tales como:

  1. Dentro de Estados Unidos
  1. Reactivación económica, para recuperar miles de empleos que se perdieron por la recesión económica derivada de la pandemia, en incentivos a grandes, pequeñas y medianas empresas, reactivación de obras públicas, emisiones sustentadas con bonos del tesoro, revisión de situación tributaria para estimular la inversión, garantías a sectores vulnerables y sobre todo fortalecimiento de una cultura proactiva para recuperar la senda de la primera potencia mundial.
  2. Campañas de vacunación proactivas, desligándose de que la anterior administración hizo o no hizo. Los estadounidenses necesitan la vacuna en las dosis que sean necesarias para retornar a la vida normal lo mas pronto posible. No retórica.
  3. Aculturación nacional para deponer odios incentivados y fortalecidos durante las dos ultimas campañas. Esto implica seria revisión al tema del porte de armas.
  4. Claridad en el sistema de salud para los segmentos poblacionales de menores recursos. Es hora de que Estados Unidos pase la página y tenga claro si el Obamacare es una solución a los problemas de salud, o un punto de soporte para la demagogia de ambos lados.
  1. En el orden externo
  1. Claridad frente a Rusia en torno a la injerencia de Moscú en procesos electorales del mundo incluido el propio de Estados Unidos.18 años de la Guerra contra el Terror
  2. Claridad frente a Rusia frente a su injerencia geopolítica y militar en Venezuela, Irán, Siria, Yemen, Naborno Karabaj, Ucrania, Chechenia y Cuba.
  3. Posición de la administración Biden frente a Israel, el conflicto con los palestinos y la apertura diplomática de Tel Aviv con vecinos árabes.
  4. Claridad concreta frente al proyecto nuclear iraní y la eventualidad de un proyecto nuclear saudita con fines geopolíticos de Teherán. Incluye la desarticulación de Hizbolá en El Líbano.
  5. Posición de la Casa Blanca frente a la difícil actuación geopolítica, diplomática y militar de Turquía, máxime que este conflictivo régimen es parte de la OTAN.
  6. Enfoque de la guerra contra el terrorismo islámico que en septiembre de 2021 completa veinte años, sin que se hayan logrado avances definitivos en tres administraciones anteriores, para resolver el problema. Esto incluye el combate contra miles de células yihadistas diseminadas por el continente africano, y la potencialidad de que lleguen a Latinoamérica
  7. Participación integral de Estados Unidos en la OTAN, revisando las decisiones que tomó Trump al respecto.
  8.  Estrategias concretas para enfrentar la guerra comercial con China, su nueva ruta de la seda, su collar de perlas, y la ambiciosa pretensión geopolítica de Pekín para cooptar espacios geoestratégicos en Latinoamérica.
  9. Políticas de seguridad internacional para impedir la expansión del dominio marítimo de China en el Océano Pacífico.
  10. Acciones conducentes al eventual desarme nuclear de Corea del Norte, separando a China de su alfil norcoreano y garantizando la seguridad en Japón y Corea del Sur.
  11. Posición de Estados Unidos frente a la dictadura cubana, epicentro del terrorismo, la violencia política y la desestabilización geopolítica en la región. Incluye el pulso por las sanciones económicas a la satrapía castrista, la política de inmigración cubana a suelo estadounidense,  desigual a la del resto del continente; los diálogos con el Eln y la necesaria salida de los sátrapas comunistas de Venezuela y Nicaragua.
  12. Posición clara y concreta de la administración Biden frente a la guerra contra el narcotráfico en Colombia, y el apoyo necesario con tecnología de punta e inteligencia satelital, para que las Fuerzas Militares colombianas, actúen de manera contundente contra las estructuras criminales de las Farc, el Eln y los demás carteles narcoterroristas que afectan la paz y la estabilidad en el país.

     13. Políticas concretas de Estados Unidos frente a la migración de latinoamericanos hacia ese país. Aunque el muro de Trump no es la solución ideal, tampoco es dejar hacer y dejar pasa. Se deben incrementar programas de estímulo a la producción en el continente para que la región se desarrolle y no se pierda tanta mano de obra en la región.

      En síntesis, para Biden y para los seguidores de Trump, ya terminó la campaña presidencial llena de agresiones mutuas, descalificaciones y críticas. El gobierno es para diseñar propuestas inteligentes proactivas y estimular el desarrollo integral. Las confrontaciones virulentas estancan todo y multiplican los odios. Dedicarse a descalificar a los antecesores, demuestra poca capacidad productiva de quien lo hace y enreda procesos de avance.

     No es nada fácil gobernar a Estados Unidos y a la vez ser cabeza geopolítica mundial, pero en ese país existen la infraestructura y los medios para hacerlo. Para bien del planeta y para el desarrollo integral de Colombia, se espera que el señor Biden no sea Jimmy Carter Tomo II, y que su desempeño en el cargo político mas importante del mundo, esté a la altura que el mundo exige. Para bien de la humanidad.

 

Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

Autor de 38 libros de geopolítica, defensa nacional y estrategia

www.luisvillamarin.com

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©