¿Por qué la explosión en Nashville es un acto terrorista?

Publicado: 2020-12-26   Clicks: 447

     Análisis del terrorismo internacional

     Manual Operativo de Al Qaeda Declaración de guerra santa contra los tiranosEstados Unidos amaneció el 25 de diciembre de 2020, con una preocupante noticia, relacionada con un ataque terrorista, tema que crispa los nervios a sus ciudadanos y residentes. En la populosa ciudad de Nashville en el centro-oriental Estado de Tennesse, ocurrió un extraño estallido de un vehículo para uso turístico, cargado con explosivos en el icónico centro de la llamada ciudad de la música.

     Aunque la información aún es incompleta, desde el momento en que la noticia llegó a las salas de redacción de los medios de comunicación internacionales, la policía local dio pistas acerca de la probabilidad de tratarse de un acto terrorista, y subió fotos a las redes que corroboran la presencia del vehículo en el sector desde la noche del 24 y comienzos del amanecer del 25 de diciembre.

     Las circunstancias de tiempo, modo y lugar como sucedieron los hechos, inclinan la balanza del análisis para inferir que se trata de un acto terrorista con fines publicitarios políticos premeditados y no de un accidente circunstancial, ni de un “hecho fortuito o aislado” de supremacías raciales, odios raciales, venganzas personales, o intenciones de causar pánico persé.

      La comunidad musulmana residente en Nashville, proviene de diferentes regiones, pero llama la atención que entre ellos hay personas naturales u originarias de Somalia, Yemen, Uzbekistán, países donde el yihadismo es parte consuetudinaria de la vida política, social, económica y cultural.

 Lo más grave, es que personas provenientes de esos tres países, residentes en otros Estados de la Unión Americana,  tienen antecedentes de estarEstado Islámico-ISIS inmersos en actividades criminales, tales como el ataque terrorista durante la maratón de Boston en 2013, el reclutamiento de jóvenes yihadistas que viajaron a la Mesopotamia a unirse a Isis, y la “airada reclamación permanente de su parte” exigiendo derechos y prebendas como estadounidenses, tras los anuncios de Donald Trump en 2017 de impedir el ingreso a Estados Unidos de personas provenientes de siete países musulmanes, entre ellos somalíes y yemeníes.

      En Nashville-Tennessee la mayoría de la población es de raza blanca, de profesión religiosa cristiana protestante, y de poca empatía con los musulmanes después del 11 de septiembre de 2001. Eso no se puede soslayar ni ocultar.  Inclusive en agosto de 2020, un grupo anónimo que se identificó como salvadores de la libertad en el mundo, publicó en el diario local The Tennessian, un xenofóbico anuncio contra los musulmanes, induciendo a eliminarlos del planeta o sacarlos del territorio de Estados Unidos:

       La reacción musulmana no se hizo esperar en Tennessee. El imán de la mezquita de Murfreesboro, un somalí de 30 años de edad, aprovechó todos los medios de comunicación que lo entrevistaron, para resaltar el mismo argumento de sus correligionarios, que “ellos son personas de paz, que se les deben respetar sus derechos y rasgos culturales, y que el gobierno de Estados Unidos debe protegerlos”

     Geopolítica del Terrorismo Islámico Estos antecedentes no son descartables para el análisis y la búsqueda de la verdad acerca de todo lo sucedido, pues por la fecha y la capacidad explosiva del carro-bomba, se podría pensar que el artefacto, había sido ensamblado para causar un ataque terrorista en el día mas importante para los cristianos del mundo. Un trágico ataque similar fue perpetrado por yihadistas de Isis en 2019 en Sri Lanka, el domingo de ramos, como venganza a una masacre perpetrada por un supremacista blanco en dos mezquitas en Nueva Zelanda.

       Si a esto se suma, que Estados Unidos se encuentra a menos de un mes de transmisión de mando presidencial, un demoledor ataque terrorista que hubiera causada muchas muertes, habría multiplicado la zozobra que ha generado el señor Trump con los anuncios que el fraude lo derrotó fuera de las urnas, y desde luego, el mensaje político de los terroristas al mandatario entrante, que ellos están en guerra contra Estados Unidos.

       Tampoco se puede descartar que detrás de este ataque podría estar la teocracia iraní por medio de Hizbolá, como retaliación a la muerte del general Suleiman por parte de fuerzas estadounidenses o del director del proyecto nuclear iraní del cual acusan a Israel con la venia de Estados Unidos.

       Aunque no hay yihadistas chiitas en Somalia país esencialmente sunista, si es cierto que en Yemen hay una importante población chiita, que podría infiltrar células terroristas dentro de los asilados políticos que son sometidos a las peores violacione18 años de la Guerra contra el Terrors de los derechos humanos en sus países de origen, donde curiosamente no protestan, pero cuando llegan a Estados Unidos y Europa, se empoderan para protestar y exigir el oro y el moro de sus derechos humanos.

        Y aunque falta determinar el origen del vehículo casa-carro que se convirtió en casa-carro-bomba, de que Estado son sus placas, quien lo conducía, si era rentado o quién era el propietario, de donde venía, quien o quienes lo conducían, cuál era su nacionalidad y filiación religiosa e ideológica, etc, lo que si es cierto es que se trató de un acto de terrorismo, que al parecer se anticipó al verdadero objetivo de crimen, violencia, caos y zozobra perseguidos por sus autores intelectuales.

 

        Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

      Autor de 38 libros sobre geopolítica, defensa nacional y estrategia

      www.luisvilllamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©