Revelaciones político-estratégicas sobre computadores de Uriel del Eln

Publicado: 2021-01-31   Clicks: 1421

    Análisis del conflicto armado en Colombia

     El Eln por dentro Las escandalosas revelaciones publicadas por la Revista Semana, acerca de los contenidos de los computadores, tabletas, cámaras, teléfonos y demás documentos probatorios encontrados en la guarida del terrorista Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias Uriel del Eln, abatido en la zona rural de Novita Chocó, durante una certera operación aeroterrestre de las Fuerzas Militares y de Policía, corroboran una vez más, que el complot comunista contra Colombia, sigue latente.

      Hay muchas coincidencias o parecidos con los computadores del capo del cartel de las Farc, Raúl Reyes abatido en la selva ecuatoriana, en los cuales quedó claro, que el jefe terrorista había aportado una gruesa suma de dólares, para apoyar la campaña presidencial del ahora delincuente prófugo de la justicia de Ecuador, Rafael Correa.

      Lenguaraz, cínico, agresivo y desafiante, Correa ha dicho cientos de veces, que no es cierto que él tenga tratos con los terroristas colombianos. Doce años después de la muerte de Reyes, ahora en los computadores del Eln, se repite la historia, pues Uriel aportó dineros del narcotráfico para apoyar la campaña presidencial de Andrés Arauz Galarza un pupilo de Correa, con quien también estaba buscando poner un ministro de petróleos en Ecuador afín a los terroristas colombianos. El que ha sido nunca deja de ser… hasta el final de sus días.

      Complot contra ColombiaCuando el gobierno Uribe destapó la caja de Pandora de los computadores de Reyes, y un funcionario de mediano nivel en el ministerio de Defensa colombiano, entregó a cuentagotas a los  medios de comunicación, los contenidos de los computadores; poco a poco, el mundo se enteró de la cercanía con las Farc por parte de gobiernos comunistas, de organizaciones sociales de “progresistas”, de sindicatos, de funcionarios oficiales, de contactos del frente internacional en varios continentes, de periodistas que por ideología les servían de mandaderos, de dirigentes políticos criollos que son “de los mismos”, de negocios con narcotráfico, de complicidades descaradas de varios mandatarios “zurdos”, y mucho más.

       En el caso de alias Uriel, los datos son igual o peor de comprometedores y de preocupantes. Incluyen planes para asesinar a los hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

       Por otra parte, hay planes para secuestrar empresarios en Argentina, igual a como hizo el terrorista Rodrigo Granda de las Farc, encontubernio con terroristas paraguayos en ese país.

      Desde hace años, es conocido por los servicios de seguridad, que el Eln tiene cuentas en dólares y euros en bancos suizos, dineros que corresponden a pagos de tráfico de cocaína, secuestros y extorsiones, que son enviados a Europa por medio de paraísos fiscales.

       En los computadores de Uriel queda claro, que los terroristas tienen acceso a universidades suizas para dictar charlas y “hacer trabajo de masas” en Europa, ganando adeptos, mientras apoltronados funcionarios diplomáticos y consulares de Colombia, duermen el sueño de los justos en el exilio dorado de la diplomacia. Igual sucede con el Frente Internacional de las Farc, que en las barbas de los burócratas connacionales, sigue muy activo legitimando “la paz santista” y el plan estratégico de los narcoterroristas.

       En dos millones de archivos del abatido cabecilla del Eln, además muy dado a la figuración mediática, se corrobora su responsabilidad en el ataque terrorista contra la Escuela de Cadetes de Policía, y en dirigir acciones violentas de las “pacíficas protestas de las organizaciones sociales”,  durante los paros comunistas contra el gobierno Duque, financiados por varios carteles de las drogas en diferentes ciudades.

        Como es de suponer, estos documentos podrían ser el equivalente, guardando las proporciones de las épocas, a las revelaciones de los documentos incautados a Fabio Vásquez Castaño, durante la operación militar en Los Canelos en 1972, cuando fueron halladas las hojas de vida de todos los terroristas urbanos y rurales del Eln, dentro y fuera del país, ademáss de quienes eran sus auxiliadores y contactos.

       Es obvio suponer que aquí aparecerán comprometedoras pruebas de la militancia elena de varios “curitas de la teología de la liberación”, reconocidos “atletas de la paz” y permanentes legitimadores del terror comunista, con motes de gobierno popular, lucha popular, sanidad popular, armamento popular, bases revolucionarias de masas, comunidades eclesiales de base, grupos de estudio y trabajo, comisiones de trabajo político-organizativo, etc.

        Es de suponer por anticipado, que todos los delincuentes nacionales de internacionales ―de cuello blanco―, dirán de inmediato que son inventos de la CIA, que son “torpedos contra la paz”, que es un falso positivo, que los mencionados allí son respetabilísimos “lideres sociales”, que piden protección de organismos multilaterales, que son ataques contra la izquierda democrática, que lo mejor es negociar cuanto antes con los bandidos del Eln, que la dictadura cubana es “democracia pura” que Rafael Correa no es un delincuente sino un prohombre continental, y obviamente que la continentalidad de la lucha es la esencia de las “organizaciones sociales”.

       Así como las Farc manipularon organizaciones estudiantiles, agrarias y hasta con senadores del partido comunista clandestino, antes de que llegara al congreso el hampa de Timochenco y Catatumbo, y a pesar de que ya había sido señalado un congresista del Eln, aparecerán los Delacalle, los Mora, los Naranjo, los Jaramillo y los Pearl, dispuestos a arrodillarse ante los bandidos del Eln, porque en contraste con el tesoro informativo hallado, es mejor “negociar” con los criminales, para hacer la “mejor paz posible” y “ahorrar muertos”, eso sí, sin que el hampa elena pague un solo día de cárcel por todas las fechorías cometidas.

      En el orden internacional, el destape de la caja de Pandora del Eln sucede en el momento en que suenan rumores que la administración Biden estaría abogando por ceder ante las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua, con obvio favorecimiento a que se reanuden conversaciones con el Eln. Y en el mismo momento que el “compañero” Ernesto Samper Pizano, aparece en redes sociales encabezando las intenciones de los “progres” continentales.

       Naturalmente, se espera que no aparezca algún magistrado zurdo “amiguis de los elenos”, o de esos que viven en Júpiter y sientan “justicia en Colombia”, que para defender la honra de los delincuentes de cuello blanco, invente leguleyadas acerca de las cadenas de custodia, el debido proceso y la presunción de inocencia de Gabino, Pablo Beltrán, Pablito y los demás criminales sin fusil que les sirven de cómplices, a quienes entre otras cosas, por sus hechos los conoceréis.

       Igualmente se espera que el gobierno colombiano siga los procedimientos correctos, para que los funcionarios oficiales de países comprometidos con el Eln, sean procesados en sus países, y ante la previsible inacción sean llevados a la Corte Penal Internacional.

       Por otra parte, se  espera que ante las revelaciones que de seguro ya están en manos de la justicia colombiana, la cancillería salga del marasmo y actúe en consecuencia, para que se tomen decisiones de fondo frente a la dictadura cubana y la satrapía de Maduro, y para que otros países capturen a los terroristas itinerantes; para que las embajadas cuenten al mundo la realidad del conflicto, y para que los medios de comunicación dejen de hacer el juego a los imparciales organismos humanitarios, y a las altisonantes declaraciones de los cabecillas o sus cómplices.

        El reto es grande y hasta ahora comienza

        Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

         Autor de 38 libros de geopolítica, estrategia

          www.luisvillamarin.com

 

 

 

 

 

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©