La verdad sobre el conflicto armado en Colombia, no es la versión elaborada de De Roux

Publicado: 2021-01-11   Clicks: 1362

     Análisis del conflicto armado en Colombia

      Pacto Farc-SantosHa resultado bastante costosa a los colombianos, la versión elaborada por la comisión de la ¿verdad? dirigida por el sacerdote De Roux, acerca de la agresión narcoterrorista de los comunistas armados y desarmados contra Colombia. Costosa en dinero y costosísima para la construcción del tejido de la verdad histórica en el país. Por la cantidad de “verdades” a medias que contiene.

       Igual que todos los izquierdistas, el señor De Roux y su combo se han dedicado a “mamertizar” la versión de lo sucedido. Como si dos mas dos fuera igual cinco, este curita y su séquito se han enfocado en justificar los crímenes de las Farc, como si se tratara de una consecuencia y una solución necesaria a los males atávicos del país. Entonces, ya no es terrorismo comunista, sino reivindicación popular. Lo mismo que han dicho mamertos con fusil y sin fusil, durante más de siete décadas.

        Todos los libelos que ha elaborado esa comisión de la ¿verdad? dirigida por De Roux, apuntan a legitimar a las Farc, a satanizar a los mal llamados paramilitares y a poner en duda la dignidad de las Fuerzas Militare. Parecería ser un mandado al plan estratégico de las Farc.

        Es obvio y necesario que a los mal llamados paramilitares se les debe desenmascarar y poner en la nefasta dimensión que les corresponde. Pero no pueden olvidar, ni el curita De Roux ni sus diligentes propagandistas, que los “paras”, son consecuencia no causa del terrorismo de las Farc, el Eln, el Epl, el M-19 y otros grupos criminales de filiación comunista contra los colombianos.

        Que por incapacidad del Estado y por miopía geopolítica de todos los gobiernos sin excepción a partir de 1942, se fueron instituyendo como una criminal respuesta del pueblo desguarnecido contra otros criminales de filiación comunista, que les robaban las tierras y cometían otras tropelías.

       Tampoco pueden soslayar estos sapientes “constructores de la verdad” que un alto porcentaje de las cuadrillas de los “paras”, que tanto horror causaron y deben ser penalizadas por esto,  estuvieron integradas por desmovilizados de las Farc y el Eln o el Epl, quienes perseguidos por sus antiguos compinches, fueron a hacer a órdenes de los hermanos Castaño y otros bandidos; lo que habían aprendido en las estructuras comunistas de guerra revolucionaria: Traficar coca, secuestrar, matar, violar mujeres y niños, extorsionar, robar, mentir y engañar, y un largo pero abominable etc.

        Para que haya verdad sobre lo que pasó en el conflicto, debería esta costosa y “transparente comisión de la verdad” dedicar esfuerzos a desenmascarar al Partido Comunista fuente ideológica, impulsora y gestora de las guerrillas izquierdistas. En Cuba no se ha debido negociar con el hampa fariana sino con sus jefes naturales o su “organismo superior” como lo llamaba Jacobo Arenas. Si no queda clara esa verdad para la historia, simplemente no hay verdad y lo que escriban De Roux y sus cuates, será simplemente parte del problema, o mas de lo mismo.

       El Eln por dentroY al tratarse del Eln, De Roux que es sacerdote y sabe mejor que muchos colombianos, como se cuecen las habas con el cuento del Jesús verbo y no sustantivo bajo argumentos de la Teología de la Liberación, debería enfocar esfuerzos para que al decir la “verdad” sobre el Eln, se desenmascaren a los curitas y monjitas revolucionarios, que no solo ideologizaron la teoría del “hombre nuevo” tras el “replanteamiento eleno”, sino que agazapados tras las trincheras de las “comunidades eclesiales de base” siguen reclutando terroristas de corte marxista-cristiano, pero como en la popular canción “yo te lo juro que yo no fui, tienes que confiar en mí…”

         También debe desenmascarar a los docentes de colegios y universidades públicas e inclusive privadas, que han aprovechado la cátedra para reclutar jóvenes e integrarlos a las estructuras comunistas armadas que pretenden imponer una dictadura totalitaria. Casi sin excepción, los cabecillas de las Far, el Epl, el Eln y el M19, fueron militantes de la Juventud Comunista (Juco) antes de ser criminales con poder en esos grupos delictivos. Esa verdad debe quedar bien clara. Si no lo hacen, cualquier lego en la materia, inferiría que hay otros intereses.

        Tampoco puede quedar fuera de esa “verdad”, la nefasta labor que han cumplido algunos lideres sindicales, miembros activos de las organizaciones terroristas, encargados de hacer proselitismo, guerra jurídica contra el mismo Estado al que muchas veces pertenecen, guerra de organizaciones y guerra de masas, paros, sabotajes, marchas, etc, a favor de las Farc, el Eln, el Epl y otros grupos narcoterroristas.

       Y si de construir la verdad verdadera de la historia del conflicto, De Roux y sus amanuenses, tampoco pueden dejar por fuera de este constructo, a los narcos pura sangre enclavados en la alta política, quienes han recibido dineros oscuros a todos los carteles de las drogas. Ni mucho menos soslayar, que es el narcotráfico, el veneno primordial para que el toxico coctel corrupción-guerrillas- terrorismo-violencia política-atraso y desinformación haya pervivido durante tantas décadas.

        Si por lo menos las versiones elaboradas de la comisión de la verdad que por lo visto podría tener muchas mentiras, enfocara la labor de su costosa y poco creíble propuesta, las nuevas generaciones tendrían algún soporte científico e historiográfico, para comprender lo que nos pasó a los colombianos, durante varias décadas de combate contra el narcoterrorismo comunista.

       Pero si la “comisión de la verdad” sigue así y su informe final es una elaborada versión legitimando a las Farc y descalificando implícitamente la institucionalidad, lo único que se habrá hecho es arrojar más combustible sobre le fuego de las polarizaciones, en los que sectores extremistas de ambos lados en la iglesia católica han hecho parte. Y otros sectores son expertos en atizar. A veces en mutua connivencia.

Así las cosas nos estaria saliendo costosa e improductiva la "comsisión de la verdad". En dinero y en el desvío del objetivo de reconstriuir con certeza lo que hicieron las Farc y su partido político guía contra Colombia durante varias décadas.

 

         Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

          Autor de 38 libros sobre geopolítica, estrategia y defensa nacional

          www.luisvillamarin.com

 

 

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©