Publirreportaje de Ariel Ávila: ¿lavado de imagen al partido de las Farc?

Publicado: 2020-11-16   Clicks: 497

      Análisis del conflicto armado en Colombia

    El Cartel de las Farc (III) Al estilo de los “imparciales periodistas” Alfredo Molano, Jorge Enrique Botero y Carlos Arango Zapata, cada vez que los camaradas del Secretariado, necesitaban publicar su propaganda para desacreditar a los "enemigos de clase", en esta ocasión y en plena pandemia, el “superdotado analista político” Ariel Ávila, viajó con una joven “periodista-analista” “experta en el conflicto”, hasta una finca de veraneo del grupo narcoterrorista, ubicada sobre una carretera principal en el Cauca, con el fin de hacer un publirreportaje, favorable a Timochenco y los demás bandidos que dirigen el partido político del cartel de las Farc.

    A lo largo del extenso video propagandístico, mediante el cual se pretende distorsionar la realidad de la continuidad de las Farc como un conjunto en el narcotráfico, Joiner, un cabecilla regional con aspecto campechano al estilo de Tirofijo, hábil para la tergiversación dialéctica, dijo entre otros mensajes calculados para dejar libres de “polvo y paja”, a los capos principales del cartel de las Farc que ahora son “honorables parlamentarios”:

  1. Que hay cuatro traidores encabezados por Timo y “tornillo” Lozada, que inclusive “pueden hacer campaña política en el Cauca”, porque como todos combinan las formas de lucha, entonces se “hacen pasito”. Conclusión de cualquier lego en la materia: Son de los mismos y están en las mismas.
  2. Que las actuales pandillas de las Farc en el Cauca, dedicadas de lleno al narcotráfico y al sicariato comunista, son las verdaderas Farc, que dizque están en guerra contra la segunda Marquetalia de Santrich, Márquez y el paisa quienes se esconden en Venezuela; que con ellos han tenido enfrentamientos armados en el Pacífico… Luego se contradijo y aseguró, que las cuadrillas de Iván Márquez andan con bandidos de otros carteles de narcos diferentes al cartel de las Farc, pero luego se volvió a contradecir, argumentando que la Segunda Marquetalia es un fantasma, al que nadie ha visto en el Cauca. Entonces: ¿Cuál es la verdad?
  3. Joiner supuesto cabecilla de una estructura criminal con nombre funambulesco de Comando de Occidente, aseguró también en el publirreportaje con los dos “analistas del conflicto armado”, que sus bandidos están en guerra contra el Eln, que nunca han asesinado campesinos, ni desertores, que nunca averigua quien les vende las armas, que no puede decir cuántos delincuentes lo acompañan, que las Farc no son narcos, sino que cobran extorsiones a los coqueros; que no reclutan menores, que respetan la organización social de los pueblos indígenas, y un sartal de mentiras más, similares a las que siempre han dicho sus cabecillas.

        De toda la propaganda fariana, coadyuvada por la "experticia analítica" del señor Ávila en este característico publirreportaje, queda claro que el video en ciernes, lleva otros mensajes implícitos, diferentes a lo expresado por Joiner ante las “¿cámaras camaradas? ”:

  1. Confundir a la opinión pública acerca del maquiavélico plan estratégico de las Farc, consistente en publicitar supuestas fracturas entre los capos históricos del cartel de las Farc, y entre esos capos históricos con las bandas criminales regionales de las Farc, señaladas como supuestas disidencias.
  2. Aparentar la separación del partido encabezado por capos de las drogas Timo, “tornillo”, Alape, la concubina de Tirofijo, o la abortista Sandino, etc., de cualquier nexo con otros carteles de narcos, y con las supuestas disidencias.
  3. Crear en el imaginario popular la idea que el cartel de narcos encabezado por Iván Márquez y dirigido desde el Palacio de Miraflores en Venezuela, denominado la segunda Marquetalia, estaría de pelea con los narcos pura-sangre de las Farc en el Cauca.
  4. Ocultar ante la opinión pública, que por tratarse de narcotraficantes, surgen disputas entre ellos, que se resuelven con ajustes de cuentas entre bandidos, al estilo de las mafias de los otros carteles de cocaineros.
  5. Demostrar supuesto alejamiento de “líderes sociales” y algunas comunidades indígenas, permeadas hasta los tuétanos por los carteles de narcotraficantes. Y de paso legitimar la “protesta social” que exige cumplir las imposiciones en Cuba a De la Calle, Mora y Naranjo y los demás convidados de piedra; abrir diálogos con el Eln, suspender aspersión de cultivos de coca, y tumbar el gobierno de Duque, temas que “coincidencialmente” son las mismas banderas de los comunistas armados y desarmados y de los cómplices de estos.
  6. Aparentar que las Farc ejercen control real sobre el Cauca, departamento que en realidad, aspiran controlar geopolíticamente con extensión a todo el Pacífico, y que la ciudad de Cali, es la joya de esa corona.

       Así las cosas, el gobierno nacional debe entender y actuar en consecuencia, que la solución a este problema no es solo militar, sino integral, dadas las anteriores consideraciones, e interpretando que en este momento, el objetivo específico de esta estratagema para fortalecimiento del plan estratégico de las Farc, es lavar la imagen de los capos del cartel que están en el congreso, aparentando divisiones internas, y sobre todo que el foco de esta agresión es la ciudad de Cali y los departamentos del Pacífico, en particular el Cauca, donde convergen etnias, negritudes, mestizajes, violencia atávica, conflictos por las tierras, en entornos de dos cordilleras, selva tropical, límites con la Amazonía, y salida al mar Pacífico.

        Es necesario actuar pronto, con planes y programas estratégicos para bloquear, no solo, el lavado de cerebro y la coacción contra los pobladores de estas zonas, sino las condiciones sociales, políticas, culturales y económicas, que convirtieron a esta zona en el centro de gravedad financiero de la agresión comunista armada contra los colombianos.

         Pero, claro está, que vendrán más publirreportajes y propaganda argumentando supuestas divisiones entre los narcos del cartel de las Farc. Los comunistas armados y desarmados están en guerra contra Colombia. ¿Lo entenderán así los afectados?

         Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

         Autor de 38 libros de estrategia, geopolítica y defensa nacional

         www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©