Ernesto Samper Pizano: ¿Cada ladrón juzga por su condición?

Publicado: 2020-05-20   Clicks: 3347

      La accidentada historia política de Colombia, está salpicada por una fauna de ejemplares que jamás han debido ocupar altos cargos, en particular presidentes de la república. Uno de los casos mas recientes, es el de Ernesto Samper Pizano, quien libra una mortal lucha “cabeza a cabeza con foto finish incluido” con Cesar Gaviria y Juan Manuel Santos, para determinar, cual de ellos tres, es mas indigno por inmerecidamente, haberse sentado en el solio de Bolívar.

      Descriteriado, cínico, falto de cualquier asomo de vergüenza, luego de que todas las pruebas demostraron sus oscuros nexos financieros con delincuentes para obtener la victoria en el debate electoral de 1994, Ernesto Samper Pizano pasó a la historia colombiana, como el más inepto, el más cuestionado y el más cínico de los presidentes del país.

      Y producto de esa realidad derivada de un “transparente” proceso judicial llamado el 8000, sustanciado por su amiguis Heyne Mogollón, en 1998 Ernesto Samper salió de la presidencia, desprestigiado y señalado como una verdadera vergüenza para el país, al punto que el gobierno de Estados Unidos, le suspendió la visa de ingreso a ese país, pues el Departamento de Estado conceptuó que el pintoresco personaje de marras, tenía nexos con el cartel de Cali.

       Producto de ese descrédito, Ernesto Samper Pizano, forzado por las circunstancias se mudó durante casi dos décadas, al cuarto de San Alejo, a donde llegan los politiqueros corruptos, de quienes es tal su mal nombre, que deben esconderse de la vista pública, porque su presencia causa repugnancia entre los colombianos. Pero en pleno montaje de la farsa de paz de Santos con las Farc, Juampa decidió revivir el “cadáver político” del legado Samper y para revivirlo lo puso en la Secretaría de Unasur, gracias a una componenda con Nicolás Maduro.

       Desde entonces este sujeto ha aparecido en público para proferir estupideces, agresiones contra Colombia, respaldos a la dictadura venezolana y por último parece que se le adelantó la demencia senil, diciendo que los soldados son entrenados para cometer delitos sexuales.

      Debería el comandante del Ejército Nacional instaurar una denuncia penal contra este desvergonzado expresidente, cuyo solo nombre es motivo de repudio entre las Fuerzas Militares y de Policía. Y esa denuncia penal debe ser ratificada por todas las organizaciones de reserva activa, pues no es suficiente con que Samper envíe una cínica respuesta al comunicado del comandante del Ejército, lavándose las manos y trasladando a los agredidos, la responsabilidad de su conducta a todas luces criminal.

      El mundo al revés, y con la misma estratagema de las Farc, con quienes al parecer Ernesto Samper se ha entendido muy bien con el cuento chino de la paz y tal vez otros detallitos característicos de los secretillos del mundillo de los corruptillos… ¿Será que en este caso se podría aplicar el viejo adagio popular El ladrón juzga por su condición…?

     El que las usa las imagina señor Samper, si es que se le puede decir señor.

      Sujetos como Ernesto Samper Pizano acostumbrados a hacer política con “todo se vale” para alcanzar posiciones inmerecidas de las cuales son indignos, son los verdaderos causantes de tanta violencia política, social, y familiar en el país. Son estos personajes siniestros los que como consecuencia de sus corruptelas han favorecido la multiplicación de la criminalidad… ¡Por acción y por omisión!!!!

       Por eso reiteramos la pregunta para este caso: ¿Cada ladrón juzga por su condición?

      Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

      www.luisvuillamarin.com

      Autor de 38 libros sobre estrategia, defensa nacional y geopolítica

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©