Fuerzas Militares asediadas por comunistas, rodeada de falsos amigos y utilizadas por politiqueros corruptos

Publicado: 2019-11-17   Clicks: 54

Fuerzas Militares asediadas por comunistas, rodeada de falsos amigos y utilizadas por politiqueros

La reciente aberración jurídica de la JEP, favoreciendo a la terrorista que urdió y coadyuvó a colocar un carro bomba contra los civiles y militares que estaban en la Escuela Superior de Guerra, es la desafortunada regla, de una crítica encerrona a la que de manera sistemática han venido sometiendo desde escenarios políticos, los comunistas armados y desarmados, los politiqueros oportunistas con cantos de sirena, y los corruptos de siempre, en cuyo haber se acumula la pesada carga del desorden público y violencia fratricida, a lo largo de la vida republicana.

Como lo hemos resaltado en anteriores escritos, la JEP debería llamarse Justicia Especial para Pedófilos, porque por inclinación ideológica y conveniencias de los soterrados pactos con la corruptela santisa, este “tribunal de medio pelo” se convirtió en un ente suprajudicial, legitimador de todas las barbaridades cometidas por los comunistas armados, y un mecanismo de desmoralización y desintegración de la cohesión institucional de las Fuerzas Militares.

La explicación es sencilla: Erosionada la capacidad de las Fuerzas Militares, los comunistas armados y desarmados con todos sus cómplices o militantes infiltrados en la JEP y otras instancias de la vida político-organizativa, tendrían una serie de autopistas abiertas para imponer la dictadura marxista-leninista, con la circunstancia agravante que como borregos, ocho millones de ignorantes, manipulados con el cuento que el problema es Uribe, votaron por el terrorista desmovilizado del M-19 Gustavo Petro y legitiman de paso toda la barbarie de las Farc, el Eln, o el Epl.

De contera, los politiqueros oportunistas, que nunca han servido para defender los intereses salariales, ni el servicio de salud de los uniformados, ni la defensa jurídica sino por el contrario, como hizo Uribe entregaron la Justicia Penal Militar a la por siempre cuestionada justicia ordinaria, esos politiqueros corruptos también, llenan de elogios a las tropas y a sus reservas, pero ese supuesto afecto no pasa de discursitos veintejulieros y oportunismos demagógicos.

Entre tanto, catervas de corruptos como los que desde el congreso aprobaron la traición santista a los soldados, entregando el destino del país y de las instituciones  armadas al arbitrio de las Farc y los demás comunistas, llenan sus bolsillos con recursos robados  a los demás colombianos, prolongan sus estadías en cargos públicos y mienten descaradamente al país y al mundo con el cuento chino que la “desmovilización de las Farc”, es un éxito sin precedentes en el mundo, con una JEP que es la octava maravilla del planeta.

Respecto a esas tres realidades se podría auscultar mucho más, pero los hechos indican con claridad que el objetivo esencial del pacto Farc-Santos no solo era legitimar a las Farc como partido político, sino abrir los boquetes para destruir por dentro la cohesión institucional y la continuidad de las Fuerzas Armadas, por ser el único baluarte, que durante siete décadas ha impedido que los comunistas armados se tomen el poder, para que sus padrinos políticos desarmados, sometan al país a una satrapía marxista-leninista.  

Asimismo queda claro, que quienes elogian y exaltan el patriotismo de las tropas, no lo hacen con sinceridad, sino para proteger sus intereses personales o familiares, y desde luego para buscar que como borregos los miembros de la reserva activa, voten por ellos en los comicios electorales, y no porque tengan planes o proyectos para ayudar a los veteranos de la prolongada guerra contra el narcoterrorismo comunista en el país, sino porque estos demagogos aparecen como supuestos redentores y los “únicos salvadores del país”.

De remate, los politiqueros corruptos, que ocupan cargos en el congreso, manejan cuotas políticas en los ministerios y demás entidades públicas, embajadas, consulados, departamentos administrativos, fiscalía, procuraduría, etc; siguen convencidos y actuando, como si las Fuerzas Militares fueran un mal necesario, un botín al que pueden manosear, un elemento clave para hacer politiquería, y por extensión, un grupo humano al que se le pueden vulnerar todos sus derechos constitucionales, porque no son seres humanos deliberantes y quizás para estos corruptos, los militares ni siquiera son seres pensantes.

Vistas las anteriores realidades, resulta más que evidente, la necesidad de que las reservas de las Fuerzas Militares y de Policía se unan alrededor de un proyecto creíble, serio y manejado desde el máximo nivel estratégico hasta las bases tácticas, con objetivos, metas, programas y proyectos, destinados a defender los derechos de los uniformados, los de la reserva y la construcción de planes de gobierno, que coadyuven a las comunidades a desarrollar un proyecto de país, diferente a la descomposición crónica, a la que han sometido el país los mismos de siempre.

De lo contrario, activos y reservas quedarán cada día que pasa, más asediados por la encerrona sistemática de los tres grupos identificados. La ley de la lógica política indica, que cuando alguien está siendo vulnerado, por no tener representación en las instancias decisorias, solo tiene el camino de incentivar y elegir a sus propios representantes.

Por lo tanto, se debe actuar lo más pronto posible, antes de que en cumplimiento del plan estratégico de los comunistas armados y desarmados, la Jep logre el propósito de convertir a los militares y policías en criminales y a los terroristas de las Farc, en las reencarnaciones de Juana de Arco, Teresa de Calcuta, o Saulo de Tarso.

Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

www.luisvillamarin.com

Autor de 37 libros de geopolítica, estrategia y defensa nacional

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©