Un año después del ataque terrorista contra la escuela de cadetes de Policía

Publicado: 2019-11-17   Clicks: 473

      Análisis del conflicto colombiano

      Al cumplirse un año después del ataque terrorista contra Escuela de Policía en Bogotá, perpetrado por el Eln con un carro bomba, quedan sobre la mesa más preguntas que respuestas y la sensación,  que el terrorismo comunista matizado con vandalismo y "protesta social" se eternizará en Colombia, porque por desgracia somos un país, acostumbrado a convivir con actores violentos que desde el inicio de la vida republicana, con distintos argumentos u orientaciones ideológicas, han pretendido conseguir el poder político para sus fines particulares, por medio de la guerra o los prolongados conflictos armados.

      En contubernio con la dictadura cubana, los cabecillas del Eln llevan varios años viviendo a cuerpo de realezas tercermundistas en Cuba. Ojalá que gracias al pacto Farc Santos, la estadía de estos delincuentes con tantos privilegios en la isla caribeña, no esté siendo pagada con los impuestos de los colombianos.... Que bueno sería aclarar este punto, puesto que sorpresas da la vida.

      Durante este último año, la dictadura castrista, se ha burlado en forma declarada y descarada de   las tímidas peticiones del gobierno Duque, para entregar a los jefes criminales del Eln ante la justicia colombiana, pues es obvio que los terroristas elenos, son parte del proyecto cubano contra el continente, con especial énfasis contra Colombia.

      Al mismo tiempo las Farc armadas y "desarmadas" que son la misma cosa, trabajan dentro de su plan estratégico, la unidad con el Eln, mantienen el ya largo contubernio con narcos, tejen nexos más sólidos con el narco-desgobierno chavista, y con una bien estructurada red de milicianos, "dirigentes sociales" y corruptos de todas las pelambres promueven la "protesta social" en la que piden el doble de claudicaciones gubernamentales comparadas con las impuestas en Cuba.

       Incluidos el "cumplimiento extremo de las órdenes" que Ivan Márquez dio a De la Calle, Naranjo y Mora, además de reiniciar pero ya diálogos con el Eln, 16 curules más para las Farc y permanente sabotaje mediante marchas violentas, vandalismo, cacerolazos, multiplicados por la apestosa presencia de los promotores del paro, que con la venia de los noticieros causan desazón, incomodidad y estímulo de la violencia, como forma de reclamar " justos derechos".

       Lo peor es que a juzgar por las puntadas dadas por el gobierno Duque, las radiantes sonrisas del locuaz comisionado Ceballos, la actitud morronga de los curitas de la teología de la liberación con nexos con el Eln desde el mismísimo Vaticano, la agresividad del Eln con reiterados actos terroristas, la tibieza de la cancillería al no romper relaciones diplomáticas por cierto intrascendentes con la vetusta dictadura tropical, y la taifa de estultos que opinan sobre todo de lo que no saben en los medios de comunicación, son indicios claros de qué algo negativo para Colombia pero positivo para los bandidos de todas las pelambres, se estaría tejiendo en la sombra.

       A eso se suma el cabildeo que deben estar haciendo los mismos que hicieron el agosto de la vida con los tiquetes para los bailarines de la Onu y lis paseadores en Cuba, durante el show Farc Santos.

      Igual deben estar haciendo cabildeo los "expertos en conflictos y sabelotodos" que recibieron millonarios pagos por decir que la paz santista es una maravilla.

      Y claro está, los burócratas que sueñan como llegar a ser premios Nobel de paz, y seguir pelechando de altos cargos públicos costeados por los colombianos, quienes deben estar moviendo alfiles, para que el país caiga en otra bobería colectiva, esta vez con el Eln.

      De remate, al parecer y si resultan ciertas las a menudo tendenciosas "investigaciones periodísticas" de Semana, sería letal para el país, que los equipos de inteligencia técnica estuvieran ocupados en chuzar magistrados venales, periodista mediocres, o politiqueros corruptos, pues para saber quiénes son esos personajes, qué piensan o cómo actúan, no hay necesidad de espiarlos, habida cuenta que con sus actuaciones públicas se sabe de antemano, quienes son y cuáles son los daños que de manera permanente causan al país.

       Todo lo anterior para concluir, que se seguro más temprano que tarde, el gobierno nos podría dar la "sorpresa" preavisada que se reinician conversaciones con el Eln, sin reflexionar, que CEDA en lo que CEDA, los comunistas desarmados seguirán actuando en paralelo para tumbar a Duque.

       Tal vez eso y mucho más se teje a espaldas de los colombianos, porque los comunistas saben y aplican con puntual persistencia su plan estratégico.

      Coronel Luis Villamarin Pulido

       Especialista en Estrategia, Defensa Nacional y Geopolítica, temas sobre los cuales ha escrito y publicado 36 libros.

       www.luisvillamarin.com

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©