Trascendencia estratégica de la muerte de Caliche en el Cauca.

Publicado: 2013-05-09   Clicks: 3817

    Análisis del conflicto colombiano

     Los soldados de Colombia acaban de anotarse otro éxito operacional de resonancia estratégica, que bien manejado podría constituir el primer paso para la desarticulación de la cuadrilla Jacobo Arenas, integrada por terroristas entrenados en diversas especialidades de combate y capacitados para producir golpes tácticos de trascendencia político-estratégica en la retaguardia del Estado colombiano.

      Es indudable que la captura de 17 bandidos que iban a asaltar una entidad bancaria en el Cauca y las bajas que las tropas han causado en las recientes semanas a las Farc, han hecho mella en la columna Jacobo Arenas, estructura armada, entrenada y capacitada con el mismo nivel de la cuadrilla Teófilo Forero.

    El extenso prontuario de Caliche lo presenta como un delincuente de máxima importancia en las Farc, con proyección a convertirse en otro Mono Jojoy, pues por su habilidad criminal igualaba, o quizás superaba en condiciones terroristas a Fabián Ramírez o el Paisa. 

     Caliche era uno de los cuadros políticos-militares entrenados en Hueco Frío zona rural de Uribe-Meta en la década de los setenta, cuando en desarrollo de la combinación de las formas de lucha, los camaradas desarmados del Partido Comunista y la Juventud Comunista, enviaron a sus mejores cuadros políticos para que Tirofijo, Jojoy, Joselo y Guaracas los entrenaran en escuelas móviles de guerra de guerrillas, y luego los adiestraran terroristas venidos de Cuba, Nicaragua, El Salvador, Argentina, Vietnam y Brasil.

     De esa camada de bandidos salieron Miller Perdomo, Sonia la Pilosa, Yesid Arteta, Urías Oyaga, Acacio, Caliche, Caicedo, Romaña, Nelson Robles, Chicoque, los hijos del cucho Guzmán, César el carcelero de Ingrid, y otros mas.

     Con el paso del tiempo casi todos los "estudiantes de Hueco Frío" fueron cayendo en combate, pero antes de morir dejaron entrenadas cientos de estructuras con mas terroristas cualificados en fuerzas especiales terrestres, hasta conformar las compañías móviles Teofilo Forero, Arturo Ruiz, Reynel Martínez y otras integradas por "pisasuaves" y comandos adiestrados en explosivos, penetración, inteligencia, comunicaciones, sanidad, conducción de pequeñas unidades, golpes de mano y otras especialidades aplicables a la guerra de guerrillas, incluidos los "ajusticiamientos" de sapos, y el "lumpen" revolucionario.

     Caliche era un lider natural entre los "pisasuaves de la Jacobo Arenas", pues daba ejemplo revolucionario y defendía a rajatabla los postulados de la toma del poder, previstos en el Plan Estratégico, condiciones que lo convertían en hombre de confianza de Catatumbo y Pascuas.

      De seguro su nombre fue barajado por los terroristas que están en La Habana para integrar el combo fariano en la isla, pero la necesidad de mantener las milicias bolivarianas y la cuadrilla Jacobo Arenas en plena actividad ofensiva contra el Estado en el Cauca, impidió que Caliche saliera para Cuba a hacer parte de la farsa de la paz.

     Es obvio, que antes de viajar a Cuba, Pablo Catatumbo le resarció todas las tareas acordadas por el Secretariado en Cuba, mientras duraban las vacaciones de diciembre pasado que se tomaron De La Calle y los mudos negociadores, enviados por Santos a legitimar su reelección.

     Igual que con lo sucedido con las muertes de Reyes, Cano, Jojoy, Acacio, Caballero, etc; Colombia tiene la sartén por el mango para conducir una inteligente campaña de desmovilización de bandidos y la posibilidad de lograr que los cabecillas intermedios y los bandidos rasos, renuncien al terrorismo, con base en un plan coherente de acción sicológica y soluciones sociales reales, sin la politiqueria publicitaria actual de las casas gratis y la autoproapaganda permanente de Pardo Rueda como ministro de Trabajo.

     Es preciso aclarar que este golpe táctico, igual que los anteriores, es el producto del sacrificio de los soldados y las unidades de combate terrestre. No es debido a la autopromocionada imagen  como estrategas de Santos o de su ministro Pinzón.

     Es de esperarse que en aras de su plan reelectoral, Santos repita el sainete que armó cuando por idea de un sargento y un mayor se realizó la operación Jaque y el entonces ministro de Defensa no solo se trepó al tren de la victoria, sino que se autoatribuyó la genialidad estratégica del golpe.

     Honor y larga vida a los soldados colombianos, que siguen fieles al juramento de lealtad a la bandera y a Colombia, a pesar de ser traicionados y manipulados por quien los elogia en público pero no hace nada por solucionar los problemas de salario no pagos desde 1992, no mejora el sistema de sanidad ni la defensa jurídica de las tropas. 

     Reconocimiento especial a las tropas del batallón de infantería Boyacá, que propinaron este duro golpe a las Farc, e invitación a todos los cómplices del grupo narcoterrorista incrustados en el Partido Comunista Clandestino y el Movimiento Bolivariano Clandestino, para que desarmen sus cuadrillas, no para reelegir a Santos que no merece el cargo, sino para que Colombia tenga paz y no se repitan mas muertes de soldados y guerrilleros, enfrentados para defender una aristocracia decadente que se cree propietaria del país o de los comunistas retrógrados que creen que si llevan a Colombia al vergonzoso estado de miseria de Cuba o el desgobierno ilegítimo de Venezuela, se solucionarán los graves problemas históricos que nos aquejan.

     Es claro: Se fue un terrorista muy importante, pero si los ladrones de cuello blanco siguen desangrando el erario, si Juanma y su combo siguen inmersos en la politiqueria y en el credo de su destino mesiánico de clase, y si los comunistas y sus cómplices siguen empeñados en la "legitimidad" del crimen fariano, otros Jojoys, otros Canos, otros Acacios, irán a montes y selvas a continuar el círculo vicioso de sangre, terror y muerte impuestos desde hace mas de cinco décadas por el Partido Comunista, su brazo armado, el narcotráfico y los politiqueros corruptos e ineptos que han mal-manejado el país.

Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

Analista de asuntos estratégicos

www.luisvillamarin.com

     El coronel Luis Villamarín es analista de asuntos estratégicos, autor de 20 obras relativas al terrorismo, el conflicto social, la defensa nacional y la geopolítica. Sus obras son textos de consulta en diferentes universiades del mundo.

Haga click aquí para leer las obras escritas por el coronel Villamarín

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©