Exitosa operación militar contra bandoleros en 1963 en el Quindío

Publicado: 2021-04-05   Clicks: 149

       El 22 de enero de 1963, una patrulla comandada por el teniente Hernando Lozada del Batallón de Ingenieros N° 8 Cisneros, dió de baja al bandolero Teófilo Rojas Varón alias "chispas", el mas connotado de los cientos de criminales que pusieron en jaque a los campesinos y a las autoridades de varios departamentos, durante una compleja época de desorden público, violencia tripartidista y evolución socioeconómica del país.

      La muerte de "chispas", fue un duro golpe que afectó sicológicamente al resto de la cuadrilla. Impetuoso y decidido el ministro de Guerra, general Alberto Ruiz Novoa ordenó al Ejército Nacional incrementar la presión para perseguir y destruir a los demás bandoleros de esa estructura criminal. Con base en la información disponible, la Octava Brigada realizó una de las mas contundentes y exitosas incursiones tácticas contra los bandoleros politizados, en el contexto del Plan Lazo.

     Dos semanas después de la caida de "chispas", el  5 de febrero de 1963 en la vereda de Magallanes, municipio de Pijao, tropas del batallón de Infantería número 27 "Rifles'” lograron un importante éxito parcial, que hubiera resultado total y definitivo, de haberse ocupado un punto crítico, que en medio del combate fue rápidamente ocupado y defendido a sangre y fuego por los bandoleros.

     El municipio de Pijao está enclavado en las estribaciones de la Cordillera Central, región limítrofe de los departamentos de Caldas y Tolima, que por coincidencia define los límites jurisdiccionales de la Sexta y Octava Brigadas.

     La vereda de Magallanes está situada en las estribaciones altas de la cordillera, donde tienen su origen, innumerables quebradas que aumentan su cauce a finales de enero cuando comienza el invierno.

     En general la región era despoblada en 1963. Las pocas fincas establecidas en esa zona se dedicaban a la ganadería. Las comunicaciones se hacían por senderos que se tornaban intransitables en época de invierno, inclusive para ganado mular.

     La finca de Magallanes está situada en el centro de una planicie de 4.000 metros cuadrados. La casa estaba rodeada por alturas a excepción de la parte occidental donde se encuentra una profunda cañada.

     La planicie la integran potreros de pasto para ganado. La vegetación de las alturas circundantes es silvestre y de trecho en trecho se encuentran pequeños arbustos. El clima de toda la región es intensamente frío. La mayor parte del tiempo el sector aparece cubierto de neblina.

      El Plan Lazo estaba en su esplendor. Como ya se anotó, el 22 de enero 1963, en la vereda de La Bella, municipio de Calarcá, fue dado de baja por tropas del batallón Cisneros el antisocial jefe de cuadrilla Teófilo Rojas Varón a.  "Chispas". 

      En los días posteriores la cuadrilla se encontraba en la cordillera, posiblemente en la Casa de Lata, La Italia o La Palmera, con el fin de reorganizarse y de ser el sucesor del jefe dado de baja. La información disponible indicó que en la Cordillera Central se reunieron dos cuadrillas.

     Una encabezada por Alfonso López alias "Despiste" con 15 hombres armados de fusiles, carabinas y pistolas; otra dirigida por Reinaldo Rojas Varón (hermano de a. "Chispas") integrada por 20 hombres, también armada en la misma forma que la anterior.

       Pero así como el Plan Lazo intensificaba exitosas operaciones, las cuadrillas de bandoleros seguían perpetrando actos de barbarie, con escalofriantes cifras de campesinos asesinados.

      El 28 de enero de 1963 la cuadrilla de alias "Polancho" asesinó a 14 personas en el municipio de Génova y cuatro días después el 2 de febrero, 17 campesinos fueron masacrados en San Juan. Esta circunstancia determinó dos actividades prioritarias por parte de las tropas.

      (a) Intenso patrullaje en la cordillera, para localizar y dar de baja a los bandoleros causantes de los atroces hechos perpetrados en menos de una semana.

      (b) Con el propósito de evitar el desencadenamiento de retaliaciones entre veredas, se hizo circular la versión de que fue la cuadrilla de "Despiste" y no la de "Polancho" la que ejecutó las dos masacres. De paso se dio a entender a la cuadrilla de Chispas, que en ese momento, ellos no estaban en la mira.

       Debido a la necesidad de exterminar los remanentes de la cuadrilla de Chispas, se elaboró un plan general para realizar una operación sincronizada, mediante simultáneas maniobras de presión y bloqueo de la siguiente manera:

       (a) Tropas de la Sexta Brigada patrullan y establecen emboscadas sobre las estribaciones a la derecha de la cordillera.

       (b) Tropas de la Octava Brigada establecen emboscadas sobre las estribaciones a la izquierda de la cordillera:  Chamuscado-Ventiaderos– Las Camelias y Casa de Lata.

      (c) Tropas de Lanceros del Comando de la Octava Brigada ejecutan golpe de mano a las fincas La Palmera y La Italia.

       Consecuencia directa de la cantidad de coordinaciones y la participación de unidades de dos brigadas diferentes, que demandaba el objetivo de destruir la cuadrilla del recién extinto Chispas, así como las condiciones de tiempo y terreno, esta operación fue compleja de principio a fín, razón por la cual su éxito fue parcial e incluyó la pérdida de la vida de dos soldados.

      El 3 de febrero de 1963 a las 06:00 P.M., el comandante de la Compañía "C" del batallón Rifles, unidad encargada de atacar a los bandoleros, inició marcha táctica con otro oficial, un sargento y 18 soldados, para instalar personalmente la emboscada en Magallanes.

       El primer obstáculo que encontraron en el recorrido fue el cruce del torrentoso río Azul, y una vez superada esta dificultad, surgieron las pésimas condiciones de los senderos que retardaban la marcha.

      Sin embargo, gracias al entrenamiento y la mística de las tropas, el 04 de febrero a las 06:30 A.M., la patrulla se encontraba a 500 metros de la casa de Magallanes. Al mismo tiempo un hombre montado a caballo se acercaba a la vivienda. El comandante de la patrulla ordenó acelerar la marcha y mantener constante observación sobre las actividades del individuo y movimientos que pudieran ocurrir en la casa.

       Quince minutos más tarde, el comandante de la unidad dividió la patrulla en dos fracciones, cada una al mando de un oficial. La primera recibió la orden de ocupar las alturas al sur de la casa; la segunda al mando del capitán, entró en posición en las alturas al oriente del objetivo.

       A las siete de la mañana, un centinela de los bandoleros, quien al parecer no ha advertido la presencia de las tropas, ascendió a la cima de la altura "A".

       De la casa salieron dos hombres armados, uno portaba carabina y el otro un fusil. Los comandantes de las fracciones ordenaron abrir fuego y los dos antisociales fueron dados de baja. Inmediatamente, desde la casa también fue respondido el fuego. Como consecuencia del intercambio de disparos, la fracción N° 2 sufrió la baja de un soldado y la N° 1 fue afectada con un soldado muerto y otro herido.

      Un grupo de 20 antisociales abandonó la casa bajo nutrido fuego de la tropa. Algunos escaparon heridos, pero casi todos ilesos. Cuatro bandoleros hicieron un rodeo para ocupar el punto "A". A las 07:30 AM, nuevamente abren fuego desde la casa. Otro grupo de ocho antisociales, aún permanecían en su interior.

       Tres bandoleros que lograron llegar al punto "A", abrieron fuego contra la fracción N° 2 que trataba de tomar la casa por asalto. Dos soldados cayeron heridos.

      A las 08:00 AM, el capitán comandante de la patrulla ordenó al operador del fusil F.A. abrir fuego contra los antisociales colocados en punto "A", donde se estimaba que había dos o tres armas automáticas, mientras el resto de la patrulla se lanzó al asalto sobre la casa. El ataque de los soldados fue repelido. Continuaba el fuego intenso desde la altura "A" y de la casa.

      A las 08:10 el comandante de la patrulla logró comunicación, por radio SE-812, con el Puesto de mando del batallón que se encontraba en Pijao. Solicitó el envío de un helicóptero para reabastecerse de munición y evacuar las bajas.

     Mientras se concretaba el requerimiento del helicóptero, el comandante del batallón ordenó a la base de patrullaje de La Maizena y a la compañía de Lanceros que se encuentra en El Tigre, desplazarse hacia Magallanes para apoyar a la patrulla empeñada en combate.

      A las 08:30 A.M. el comandante de la patrulla ordenó el empleo de granadas MK-II para tomar la casa. El ataque fue repelido.

      A las 09:00 el Comando del Ejército, dispuso que un helicóptero Kaman agregado a la Tercera Brigada se integrara a la operación en Magallanes.

      A las 09:20 AM, el helicóptero Bell de la Octava Brigada, llegó a Magallanes con munición para fusil y granadas de mano. Asimismo, evacuó los soldados muertos y heridos.

      A las 10:00 AM el comandante de la patrulla reabasteció munición a sus hombres y ordenó lanzar un nuevo asalto sobre la casa, pero de nuevo fuego de los antisociales repelió el ataque.

       A las 11:30 AM el helicóptero Bell regresó a Magallanes con una ametralladora liviana .30.

      Una hora después a las 12:30 del mediodía, llegó al área de operaciones el helicóptero Kaman con una escuadra de asalto. Por la niebla, la aeronave no pudo aterrizar en cercanías de la altura "A", como estaba previsto, y se vió obligada a hacerlo, inmediatamente detrás de la fracción N° 1.

       A la una de la tarde, el helicóptero Kaman voló en dirección a La Maizena para transportar la patrulla que ya se dirigía hacia Magallanes.

      A la 1:30 PM, el capitán comandante de la patrulla tomó el mando de las tropas que llegaron en su apoyo y ordenó:

      (1) Patrulla de la base de La Maizena ataca y captura altura "A".

      (2) Escuadra de asalto ataca y captura casa Magallanes.

      (3) Ametralladora liviana .30 fuego sobre la casa para apoyar a la escuadra de asalto.

      A las tres de la tarde, se efectuó el asalto. Los antisociales que aún permanecía en la altura "A" se vieron obligados a suspender el fuego y retirarse. Durante el registro, se encontraron los cadáveres de diez antisociales incluidos los dos que cayeron al inicio del ataque del Ejército, armas largas, pistolas calibre 45, municiones y documentos de gran valor para la inteligencia militar.

      A las 3:40 P.M., la Compañía de Lanceros recibió la misión de patrullar el sector. Encontró varias prendas y múltiples huellas de sangre a lo largo de la cañada por donde huyeron los antisociales. De inmediato se remitieron al comando de la Brigada los documentos encontrados en la casa.

      La contundente operación en la finca Magallanes marcó el final de la cuadrilla que hasta comienzos de enero del mismo año encabezara Teófilo Rojas Varón alias "Chispas". Sin duda que la paz lograda paulatinamente en la región del Quindío, se fortaleció con esta acción.

      Así mismo se logró la desintegración de los miembros restantes de la cuadrilla que parece se dispersaron por distintas regiones del departamento de Caldas y del Tolima. Si el capitán comandante de la patrulla hubiera podido ocupar el cerro, la destrucción de la cuadrilla de Chispas habria sido total, algo que logró en subsiguientes operaciones.

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©