Criterios para diferenciar movimieno político, partido político y organización gremial

Publicado: 2020-07-20   Clicks: 44

         Parece que el virus de la pandemia del Covid 19, trajo consigo una pandemia emocional en las reservas y veteranos de las Fuerzas Militares y policías de Colombia. Desde que inició el forzado encierro, se multiplicaron aspirantes y aspiraciones. Más de uno sacó a relucir sus dotes y dones para proclamarse “líder” y otros han dicho ser “expertos” por haber participado en eventos anteriores. Y hasta “especialistas internacionales en estrategia y marketing electoral” surgieron en las redes sociales. Esto no es negativo ni contraproducente. Tampoco es el único camino hacia la cacareada necesidad de unidad e integración. Es un reflejo de un sentimiento colectivo, que debe ser canalizado.

        La Fundación Excelencia, Liderazgo y Transformación ELT, viene estructurando desde hace más de un año un proceso sinérgico, orientado a desarrollar la tesis socrática de la mayéutica, orientada a “parir la verdad, y hacer que quien de vida a esa verdad la ame”

        Es improbable hablar de la construcción de un partido político, sino existen elementos organizativos, ideológicos, de identidad y de claridad conceptual, que en conjunto estructuren una cultura organizacional. Un partido político no se crea de la noche a la mañana, ni por impulsos emocionales, ni por visiones caudillistas egocéntricas.

        Debe ser el producto de consensos municipales, departamentales y nacionales, afianzados con el conocimiento. Es imprescindible entender que quien va a hacer política partidista, debe hacer parte de una cultura organizacional, militar en una línea ideológica definida, poseer claridad conceptual de sus asertos y poseer absoluto sentido de identidad corporativa.

       Asi mismo debe entender y estar dispuesto al servicio desinteresado y oportuno a favor de quienes lo eligen. Nunca puede olvidar que sus decisiones inciden en vidas humanas, futuro de la niñez, recursos naturales y prospección de una región. Muchas personas pueden prolongar su existencia o morir como consecuencia de alguna decisión política.

        Un niño a quien el Estado le facilite caminos para su desarrollo integral como ser humano, será alguien muy útil a la sociedad. Si no recibe ese apoyo, podría convertirse en un delincuente o una carga para sus congéneres.

       Una acertada decisión permite la prolongación del beneficio integral del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales, asi como de la multiplicación de la riqueza. Una mala decisión política puede llevar a una región a una hambruna o a la miseria.

       Por ende desde estas páginas invitamos a los lectores a pensar en grande, actuar en grande e integrar esfuerzos colectivos alrededor de planes y proyectos serios, estratégicos y pensados de manera metodológica. No por corre mas se llega de primero a la meta. Del afán solo queda el cansancio.

       Comenzar por enriquecer la aculturación política es buen comienzo para tener mayor claridad. Una lectura adecuada de la Constitución nacional, la ley de partidos y en general de todas las normas que regulan el ejercicio de la democracia participativa en Colombia, es y será lo más recomendado para quienes tengan intenciones de ser transformadores en procesos políticos, sociales, culturales y económicos dentro de sus comunidades.

       Recomendable iniciar por establecer las diferencias de que es un movimiento político, un partido político, un grupo significativo de ciudadanos, un movimiento independiente, una organización gremial y una organización social. A menudo se escucha o se lee en las redes sociales compartidas por los veteranos y sus contactos, que X ó Y organización de la reserva, debería encabezar un partido político. O lo que es mas avezado que si hay 280 organizaciones sociales de la reserva, ¿porqué no se estructura un partido político con ellas?

       La respuesta a este interrogante es que así no se puede. Las organizaciones gremiales atiene objetos concretos de bienestar, educación, cultura e integración de sus asociados, y en cifras son una mínima parte de las reservas.  Además sus directivos ni son dirigentes políticos, ni pueden serlo mientras ejerzan cargos de gobierno en esas instituciones.

      En síntesis, es recomendable no pensar con el deseo, ilustrarse en estos temas, promover la educación política, integrarse a una cultura organizacional, estructurar identidad, ideología y claridad conceptual antes de cometer errores en los que  ya se ha caído en el pasado. Unidos para ser mas fuerte es el camino.

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©