Carta abierta a Otty Patiño, jefe de comisión negociadora con el Eln

Publicado: 2022-11-26   Clicks: 1192

Señor Patiño:

      Dada su experiencia como militante comunista armado del M-19 en su juventud, y habida cuenta que el gobierno Petro lo designó como “Jefe de la Comisión Negociadora” con el grupo narcoterrorista Eln, se parte del principio que usted tiene claros dos conceptos básicos:

      1. Como toda agrupación comunista armada, el Eln gravita sobre una estrategia. Sus integrantes realizan todas las actividades delictivas llamadas por ellos el “que hacer revolucionario”, con base en objetivos políticos: Por ende, acomodan su estrategia para avanzar hacia la toma del poder, sin renunciar ni al plan estratégico organizacional, ni a concebir la “negociación de paz” como un paso más de la guerra.

       2. Se supone que el “equipo negociador del gobierno” representa los intereses de los colombianos en general. No de la izquierda armada, ni del populismo presidencial de turno, ni de los oportunistas, que saben y opinan de lo divino y de lo humano, en especial de lo que desconocen.

      Vistas las dos concepciones básicas sobre las cuales gravita esta realidad, quedan más preguntas que respuestas sobre la mesa, tales como:

      1. ¿Cuál es el objetivo del gobierno Petro con estos diálogos, que no sea populismo y búsquedas de premio Nobel de Paz, para luego hacer una constituyente y eternizar su visión socialista del Estado colombiano?

      2. ¿Cuál es el objetivo del Eln? ¿Desmovilizarse y suspender el prolongado narcoterrorismo comunista contra Colombia? O, por el contario ¿Avanzar cualitativamente hacia la toma del poder, como lo dicen los documentos internos de la agrupación terrorista?

       3. ¿Cuál es el objetivo del equipo negociador del gobierno Petro, que no sea arrodillarse ante el Eln en la mesa de conversaciones, para reeditar lo que hicieron los negociadores de Santos con las Farc en Cuba, y llevar a Colombia a más violencias? Es decir, que no sea hacer lo que diga Petro para sus conveniencias personales, sino lo que necesita Colombia, para dejar atrás la violencia y avanzar hacia el desarrollo nacional con seguridad y prospectiva internacional.

      4. ¿Existe un plan estratégico por parte de la comisión negociadora, para encarar en nombre de Colombia, no de Petro ni del comunismo armado, cada etapa de la negociación, cuya agenda, metodología y tiempos fueron ya impuestos por el Eln y acogidos por un presidente que ni siquiera se ha reunido con su equipo negociador, para concretarles las líneas de acción y los objetivos? 

       5. ¿Tiene alguna garantía de transparencia y honestidad que sirva de sede para negociar la paz con el Eln, la narcodictadura venezolana de Maduro, régimen autocrático e ilegítimo que por el contrario es cómplice de los terroristas colombianos, y que desde luego, procede siguiendo lineamientos de la dictadura cubana, espiándolos a todos ustedes en lo que hagan y digan en torno a las conversaciones?

       6. Todos los días son nombradas personas para aumentar la cifra de legitimadores de la intención egocéntrica de Petro por conseguir un Premio Nobel de paz, el “liderazgo entre los comunistas continentales” y la eternización en el poder mediante una constituyente, o de las intenciones del Eln, con altísima carga de populismo. La pregunta concreta es ¿Conocen esas personas el perfil del Eln y lo que busca esta agrupación criminal en la mesa de conversaciones? O lo que es más preocupante ¿Tienen la capacidad y la unidad de criterios para responder en bloque con base en los intereses y objetivos nacionales? O ¿Cuál será el verdadero rol de estos “expertos”?

       7. ¿Está usted dispuesto a pasar a la historia como el facilitador de un exitoso equipo negociador de los colombianos, frente al más audaz y obcecado grupo narcoterrorista colombiano? O ¿quiere ser la reedición de De La Calle y los mudos convidados de piedra que legitimaron todo lo que les impusieron las Farc en Cuba? O, ¿está usted dispuesto a demostrar que no es más de lo mismo?... Y,  lo más preocupante del asunto, ¿a demostrar con visión de estratega y mentalidad de estadista, que no se trata de una operación de “falsa bandera” en la que se negocia entre pares o yo con yo?

       8. ¿Está usted dispuesto a encabezar un equipo sólido y estructurado que gravite alrededor de objetivos e intereses supremos de Colombia, para poner en cintura a los negociadores del Eln, y, comprometerlos a que entreguen ante la justicia los nombres y los hechos criminales cometidos por quienes promueven el “poder popular” desde los púlpitos y sacristías, incrustados clandestinamente entre religiosos católicos y las “bases revolucionarias de masas”? Cómo exintegrante de un grupo terrorista, usted sabe muy bien que en ese respaldo político-organizativo clandestino está la fortaleza del Eln, y que si esa estructura subrepticia no se desvertebra, tampoco se habrá desvertebrado la estrategia del Eln, sin lograr así el objetivo esencial de la negociación de paz.

       9. ¿Tiene en su agenda previsto con el equipo negociador, cómo inducir al Eln no a que siga auto atribuyéndose que sus cuadrillas representan al pueblo colombiano, lo cual es absolutamente falso, sino a que en esta negociación no se repitan los errores de La Habana con las Farc, que hoy no están costando tan caro a los colombianos?

        Señor Patiño:

        Quedan abiertas estas y muchas dudas razonables, pero a la vez preguntas valederas para todos los colombianos, que queremos ver a Colombia como referente de progreso y desarrollo en el continente, sin el azote de la violencia comunista justificada en la mentira de la defensa de las clases populares, o de las supuestas banderas sociales de cambio con tinte marxista-leninista.

        Cordialmente,

        Teniente coronel Luis Alberto Villamarin Pulido

        Autor de 40 obras de Geopolítica, Estrategia y Defensa Nacional

        www.luisvillamarin.com

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©