¿Ensayó China una nueva arma orbital?, o ¿es una operación de guerra sicológica comunista?.

Publicado: 2021-10-20   Clicks: 494

     Geopolítica de Estados Unidos

     Misil hipersonico China 2021

       Los archivos de inteligencia estratégica indican que durante la guerra fría (1945-1990) la Unión Soviética y Estados Unidos desarrollaron tecnologías de armas orbitales, como parte de la desaforada carrera de supremacía armamentística promovida desde Moscú y Washington.

       Aunque no podría descartarse la opción de una maniobra estratégica de guerra sicológica, enfocada a desenfocar, generar incertidumbre, inducir a la guerra de nervios y desviar la atención de Estados Unidos sobre otros blancos de alto valor en territorio chino.

      El informe que aseveró la realización de la prueba de una nueva arma orbital china, generó alarmas razonables. Según el reporte noticioso de The Financial Times, la República Popular China, la ahora en ascenso, segunda potencia militar del mundo, habría disparado un arma espacial novedosa hace dos meses.

      El disparo habría rodeado el planeta para reingresar en la atmósfera de la Tierra, desplazándose a velocidades superiores del sonido, y caer sobre un objetivo predeterminado en territorio chino.

      Con base en análisis técnicos expresados por expertos, mediante una acción similar de poderío militar, el hecho de bombardear un objetivo en tierra firme desde la órbita, podría superar las defensas antimisiles existentes en Estados Unidos. Sin embargo, muchos de esos expertos expresaron dudas sobre el informe.

      Por ejemplo, un equipo científico encabezado por el astrónomo Jonathan McDowell de la Universidad de Harvard, que rastrea los lanzamientos espaciales globales, consideró que "No hay nada confirmado que provenga de fuentes confiables" y complementó que la estructura militar adscrita al Pentágono que informa sobre eventos orbitales, no ha publicado ninguna información relacionada con lanzamientos de este tipo de misiles realizados por China.

      Ante las dudas periodísticas, que desde luego no son las mismas de la inteligencia militar, surgen varias preguntas en búsqueda de respuestas adecuadas, para aclarar si ¿China realmente probó y desarrolló un arma espacial sorpresa?

      En aras de puntualizar líneas de trabajo para corroborar o desvirtuar la información, la primera pregunta es concreta: ¿Qué se informó sobre la prueba de vuelo de China?

      The Financial Times informó el 16 de octubre de 2021, que durante el mes de agosto pasado, China probó en vuelo un misil hipersónico capacidad con nuclear, que circunnavegó el planeta antes de acelerar la caída sobre un objetivo predeterminado. E inclusive el periódico, que proporcionó escasos detalles acerca de la prueba, asegura que el misil cayó a 25 millas.

      La segunda pregunta es si ¿China reconoció haber realizado la prueba?

       El 18 de octubre de 2021, en rutinaria rueda de prensa, Zhao Lijian portavoz el Ministerio de Relaciones Exteriores de China quien antes ha sido criticado por expertos occidentales en China, por hacer afirmaciones sin fundamento y presentar teorías de conspiración, comunicó que para esa época su país estaba realizando el vuelo de prueba de un vehículo espacial reutilizable, no un misil hipersónico con capacidad nuclear. Las dudas acerca de la veracidad de las palabras del portavoz chino se acrecentaron, debido a que en septiembre de 2020, la empresa estatal que supervisa la industria espacial de China, anunció una prueba de una nave espacial reutilizable experimental que completó un vuelo en órbita terrestre baja, fecha que desde luego tampoco coincide con esta versión.

      La tercera pregunta estratégica al respecto es: ¿Es cierto que este lanzamiento de prueba fue una sorpresa?

      La respuesta colectiva de los especialistas es que probablemente no, puesto que el aspecto más llamativo de la historia, según la cual el misil hipersónico de China dio la vuelta al mundo antes de caer sobre su objetivo, es asunto ya conocido en la carrera armamentística.

      Esta tecnología fue parte del poderío militar la Unión Soviética durante la década de 1960, cuando fue conocida como el Sistema de Bombardeo Orbital Fraccional, o FOBS. Se denominaba así, porque el recorrido del misil nunca alcanza a completar una órbita completa de la Tierra, sino solo una fracción.

     Un equipo científico del Instituto de Tecnología de Massachusetts MTI, que ha estudiado durante mucho tiempo los desarrollos espaciales, concluyó que algunas descripciones del lanzamiento de prueba han sido alarmistas, en razón a que cualquier país que pueda poner algún elemento en el espacio podría hacer esto, razón por la cual no debería sorprender a nadie, que China pueda hacerlo debido a la sofisticación de su programa espacial.

      No obstante, otros expertos ven a China como un desafío para Estados Unidos en el dominio en la exploración espacial. Tal preocupación se sustenta en que durante el último año, China consiguió muestras de suelo de la luna, colocó un vehículo en Marte y envió dos tripulaciones de astronautas a la nueva estación espacial del país.

      Asimismo, está cavando cientos de nuevos silos para misiles nucleares de largo alcance, construyendo un arsenal de armas antisatélite y disparando más cohetes al espacio que cualquier otro país.

      Sin tener certeza de la veracidad de la noticia, quedan sobre el tapete otras dos preguntas  ¿Ensayó China una nueva arma orbital?, o ¿es una operación de guerra sicológica comunista?.

    Teniente coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

    Autor de 39 libros de geopolítica, defensa nacional y estrategia

     www.luisvillamarin.com

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©