¿Hay capacidad de seguridad nacional interna en Estados Unidos para impedir masacres por tiroteos?

Publicado: 2018-08-27   Clicks: 383

    Geopolítica de Estados Unidos

    La reciente mortandad en Jacksonville Florida, demuestra que por repetición de masacres masivas en centros educativos, centros comerciales, iglesias y otras  zonas concurridas, tanto el mundo como la población de Estados Unidos se han ido acostumbrando a que en muy breves lapsos, los medios de comunicación dediquen horas de audio, de video, o mares de tinta en comunicaciones impresas, para reportar que una o varias personas con perfiles de desadaptados sociales, masacraron a determinado número de personas.

     Casi siempre los responsables de los ataques son abatidos, aparecen los alcaldes y “sheriffs” de los condados afectados, dicen que no se ha probado si fue un acto terrorista, los medios preguntan lo mismo respecto al autor y sus motivos, luego vienen las imágenes desgarradoras de las familias de las víctimas, las opiniones a favor y en contra del comercio de armas de fuego en Estados Unidos, marchas de protesta, etc., etc., pero no se profundiza el  problema en su esencia.

     ¿Hay capacidad real de inteligencia, previsión y prospectiva de los organismos de seguridad locales, estatales y federales dentro de Estados Unidos, para impedir tan continuas masacres derivadas de tiroteos?

     De manera general, es obvio responder que la violencia minoritaria, sin patrones operacionales militares  y sorpresiva de tipo terrorista, es casi imposible de impedir. Este criterio es compartido por todos los organismos de seguridad del mundo, por las organizaciones de seguridad privada y por los analistas de fenómenos relacionados con el terrorismo. Eso en el ámbito estratégico.

     Pero en el ámbito táctico, la situación demanda replanteamientos y correcciones efectivas. No basta con anunciar que se tomarán nuevas medidas en el comercio de armas, que se exigirán otros requisitos a los compradores o que eso es una garantía constitucional para quienes obtengan la ciudadanía estadounidense, previo  lleno de algunos requisitos formales para el porte y la tenencia de armas.

     Si los agresores son yihadistas, se requiere ir al fondo de la fuente de la agresión, es decir a las comunidades musulmanas, las mezquitas y las escuelas coránicas donde se forman. Y si los agresores son “desadaptados sicológicos” con perfiles detectados con antelación, esto significa que las autoridades encargadas de la seguridad civil deben idear formas más prácticas de interacción y comunicación con las comunidades para que la información llegue a tiempo y los potenciales agresores sean neutralizados antes de cometer los actos criminales.

     Parte de esa interacción con la comunidad es la limitación a la venta de armas a sus portadores, con todas las ampollas que esta medida pueda levantar entre los miembros de las asociaciones nacionales de armas, los fabricantes y los comerciantes. Aquí se debe balancear si pesan más los intereses comerciales o los gustos particulares de un segmento de la población estadounidense que el bienestar general de todos los ciudadanos.

    Para responder a la pregunta si ¿hay capacidad de inteligencia previsión y prospectiva de los organismos de seguridad locales, estatales y federales dentro de Estados Unidos, para impedir tan continuas masacres derivadas de tiroteos?, habría que examinar cada uno de los componentes de la pregunta:

     Quizás los medios técnicos de inteligencia tengan la capacidad física de detección electrónica, y tal vez la capacitación de los miembros de la comunidad de seguridad interna de Estados Unidos es adecuada, para encarar el problema, pero salta a  la vista que algo está fallando en el esquema, y que a pesar de la capacidad integral de seres humanos y medios tecnológicos para garantizar la seguridad civil de los habitantes en Estados Unidos, quizás no se está aplicando el criterio esencial de la inteligencia, que es el de determinar la capacidad de más probable adopción del adversario, que en este caso son los autores de las masacres.

    Quizás falta incrementar más dentro de los organismos de seguridad la mentalización de que toda actividad masiva, en especial las que por su naturaleza concitan asistencias de personas provenientes de diferentes lugares del mundo, y las comunidades vulnerables como iglesias o centros universitarios, deben tener una observación más aguda y mucho más profunda de lo que se ha hecho hasta ahora.

    El segundo aspecto es que a pesar de las nefastas enseñanzas que surgieron después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, cuando salió a la luz que había serias fisuras en la coordinación entre diferentes agencias de seguridad nacional de Estados Unidos, parecería estar ocurriendo que aún es insuficiente la coordinación entre organismos locales, estatales y federales en torno a los temas de seguridad.

    De seguro que pasados algunos días, aparecerá en los medios de comunicación, la información que el autor de la masacre en Jacksonville era una persona con antecedentes personales que lo perfilarían como un potencial asesino, pero que por x, y, ó z razones no se tuvo más en el radar de los organismos de seguridad, o que sus familiares o amigos no denunciaron a tiempo, etc.

    Si a esto se suma que hace una semana se encontró en otro Estado una escuela de formación de niños yihadistas, que las bandas de crimen organizado en especial las relacionadas con el narcotráfico, se han asentado en varios Estados de la Unión Americana, que hay un importante tráfico de armas ilícitas a la par con el comercio legal dentro del país, y que ya son demasiadas las masacres, todo indica que los sistemas de seguridad para prevenir estos hechos deben ser urgentemente replanteados, porque parafraseando a Einstein, “nadie puede lograr un cambio trascendental si hace siempre lo mismo”

 

    Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

    www.luisvillamarin.com

    Especialista en Defensa nacional, Estrategia y Geopolítica

    El coronel Luis Alberto Villamarín Pulido, presidente del Centro de Geopolítica Colombia, es autor de 33 libros y más de 1500 artículos relacionados con los temas de su especialidad.

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©