Estrategia subversiva para desarticular la institucionalidad y maniatar Fuerza Pública

Publicado: 2020-09-14   Clicks: 160

      Análisis del conflicto armado en Colombia

      No es gratuito que el 7 de agosto de 2018, cuando se posesionó el presidente Iván Duque, desde el occidente de la capital de la república, Gustavo Petro integrante del desmovilizado grupo narcoterrorista M-19, anunció en nombre de la “oposición” que le “haría la vida imposible” con “protesta social”. Tampoco es gratuito que cuando firmaron el pacto Farc Santos, los terroristas anunciaron que pasarían a la “protesta social”.

       Mucho menos es gratuito, que transcurridos pocos meses del gobierno de Duque, indígenas caucanos alebrestados por las Farc el Eln e inclusive visitados por Petro en el lugar donde aterrorizaban a los colombianos que se atrevían a transitar por la vía Panamericana, y financiados por los capos de todos los carteles de narcos del sur del país, paralizaron la economía regional durante más de un mes.

        Y como si fuera poco, todo lo anterior, los mismos que se infiltran en las masas de incautos de la “protesta social” activaron un carro-bomba y asesinaron a 22 cadetes de la Escuela de Policía General Santander”, y a renglón seguido comenzaron las “marchas pacíficas” manipuladas por terroristas urbanos de las Farc y el Eln, que también financiados por narcotraficantes de todas las pelambres, vandalizaron instalaciones públicas y privadas en todo el país.

        Pacto Farc-SantosEl proyecto criminal de los comunistas armados con la evidente complicidad de comunistas desarmados, se detuvo transitoriamente con la pandemia. Sin embargo, Petro no escatimó oportunidad para instigar al caos y el desorden, pero como habilidoso comunista especializado en manipular el lenguaje, siempre asegura que está llamando a la “protesta social”. Eso si nunca cuestiona a los vándalos, ni a sus amiguis de las Farc o el Eln por los actos terroristas que comenten en cada “protesta”. Siempre se va lanza en ristre contra el capitalismo, el imperialismo, la derecha… El mismo argumento barato de dinosuarios comunistas de los años sesenta.

       De manera simultánea con esta evidente estrategia de violencia desgastante, habilidosamente camuflada dentro de la “protesta social”, los comunistas armados y desarmados con la complicidad del cartel de la mermelada santista, promueven la suspensión de bombardeos contra las guaridas de los grupos terroristas con la disculpa baladí que allí hay menores de edad; proponen acabar el Esmad de la Policía, ahora quieren desaparecer ellos CAI de la Policía de la ciudad, proponen acabar el servicio de inteligencia, y para dar gusto al hampa fariana, dizque desarmar la policía, e inclusive pasarla al ministerio del Interior bajo la dirección de un transitorio politiquero corrupto. O sea politizar y corromper a la Policía. Que Dios se apiade de Colombia si esta propuesta se cristaliza.

       Paralelamente no cesan los ataques contra la justicia penal militar, sugiriendo pasarla a la corrupta, desprestigiada e inepta justicia ordinaria, y hasta cambiar los sistemas de ascensos de las Fuerzas Militares y de Policía.

       Que esto lo digan los comunistas o los politiqueros corruptos de siempre acostumbrados a depredar el erario de los colombianos para aumentar su insatisfecha voracidad con el manejo de los recursos públicos, es lo usual y lo lógico dentro de la descompuesta dirigencia política criolla. No se podría esperar nada diferente de los amigos de las Farc o el Eln, o de los trapaceros pacifistas que están a la caza de que se pueden robar en contratos a nombre de la paz. Es su Adn.

       Lo que aterra es que los medios de comunicación masiva, también hagan juego a los bandidos de todas las pelambres. Obnubilado por la ceguera que produce la mermelada santista por exceso de azúcar en la sangre tal vez, el canal Caracol, en radio y televisión, se convirtió desde hace varios años en enemigo declarado de las instituciones armadas y en el micrófono permanente de las Farc, del Eln, y de los adversarios de la “derecha”.

         Para muchos colombianos se tornó fastidioso, lesivo, agresivo y desconsiderado el tonito de aparente “libertad de prensa” que desde esa empresa comercial de radio y televisión se maneja, contra Colombia. Parecería que Juan Roberto Vargas y su séquito, tal vez todavía impregnados por los raudales de mermelada santista, no se dieran cuenta que con esa actitud sesgada, son idiotas útiles del plan estratégico de las Farc, las ambiciones del Eln y la libertad de maniobra para los narcos, sumados a la corruptela de los políticos que ya avizoran contratos y nombramientos en el eventual paso de la policía a un ministerio diferente al de Defensa.

       De remate, y como parte de esa estrategia integral de desarticular al “enemigo de clase”, las Farc que tienen representación legitimada en el congreso, brazo judicial, brazo económico, y milicias controlando la industria de la cocaína, alebrestan a campesinos e indígenas para exigir el retiro de las tropas en los lugares que les afectan sus ingresos ilícitos, como acaba de suceder en Policarpa-Nariño.

       Mientras tanto, el ministro de Defensa en campaña política para su campaña presidencial en el 2022, los congresistas de las Farc y Petro con sus secuaces promoviendo la violencia y el caos en las urbes, las cortes actuando como partidos políticos, Caracol desinformando, la pandemia del Covid 19 matando colombianos al mismo ritmo que lo  hacen los grupos narcoterroristas, reviven las masacres, las universidades oficiales están infiltradas por terroristas urbanos, el Ejército y la Policía cada vez maniatados para cumplir su misión constitucional….. y la lista sigue.

       En síntesis, hay en curso una estrategia subversiva para desarticular la institucionalidad y maniatar Fuerza Pública, pero los politiqueros corruptos y Caracol, están empeñados en que hay que reformar la Policía, sin mirar que lo primero que se debe reformar es la manera como se está educando al pueblo colombiano, de cuyo seno salen los hampones que destruyen la infraestructura mediante actos vandálicos, y los hampones de cuello blanco que se cuelan en las dirigencias políticas que desgobiernan… Nada de esto es gratuito.

       Teniente Coronel Luis Alberto Villamarín Pulido

       Autor de 38 libros de estrategia, geopolítica y defensa nacional

        www.luisvillamarin.com

 

 

 

Reciba gratis noticias, articulos y entrevistas

* indicates required

Maintained and Created by: { lv10 }

LuisVillamarin.com, 2015©